Escúchenos en línea

Activistas viajan en caravana para protestar por ley Arizona

Dallas. EFE. | 17 de Mayo de 2010 a las 00:00
Decenas de activistas de varias ciudades de Texas se desplazaron en una caravana en autobús hasta Arizona para expresar su condena a la ley SB1070, que criminaliza a los indocumentados. Este fin de semana, cerca de 50 personas procedentes de Dallas, Odessa y El Paso, en Texas, llegaron a Phoenix (Arizona) junto a otros seguidores que se sumaron desde Las Cruces (Nuevo México) y Nogales (Arizona) para participar en varias actividades en la capital de ese estado. El sábado se congregaron frente a la cárcel del condado Maricopa y más tarde los integrantes del llamado "Freedom Bus" se trasladaron a la mansión de la gobernadora Jan Brewer. Ese mismo día protestaron frente a un hotel local en el momento en que la mandataria republicana se encontraba reunida con la ex candidata a la presidencia Sarah Palin. Para Domingo García, activista y organizador de esta caravana, el esfuerzo que supone recorrer cientos de millas es válido porque manda varios mensajes. "Estas acciones le dicen a los latinos de Arizona que no están solos, que hay gente que se preocupa por ellos y que lucharemos para que no sigan siendo explotados ni abusados", afirmó García a Efe. "A los políticos le decimos que lo que está sucediendo en Arizona va a quedarse en este estado y no se va a esparcir a otros lugares del país", agregó. En la caravana que partió de Dallas el pasado jueves y llegó el sábado a Phoenix participó Peter Johnson, activista religioso quien marchó y luchó durante las manifestaciones por los derechos civiles en de la década de los sesenta en EEUU. Johnson comparó las actividades que se llevan a cabo en contra de Arizona con las de hace cuatro décadas por "los elementos de discriminación y racismo" hacia una minoría. "Aunque en esa época logramos nuestro cometido, que los negros hagan valer sus derechos fundamentales, no pudimos tocar los corazones de los que se oponen a que las demás razas tengan los mismos derechos", señaló Johnson. El líder religioso dijo además que el Congreso debe repudiar esta clase de acciones como la ley SB1070, pero fundamentalmente debería aprobar cuanto antes una reforma migratoria. "Si Martin Luther King estuviera vivo hoy, estaría liderando estas manifestaciones e impulsaría un cambio en las leyes migratorias, de eso no hay duda", agregó Johnson. El llamado "Autobús de la Libertad" se detuvo en Odessa y El Paso donde se llevaron a cabo manifestaciones. Lo mismo sucedió en Las Cruces. Pero fue en las ciudades de Nogales en Arizona y Nogales en Sonora (México) donde el fin de semana se llevaron a cabo demostraciones en simultáneo. Al otro lado de la frontera, decenas de personas portaban pancartas en repudio a la ley SB 1070. Según la mexicana Felicia Ballesteros, estudiante universitaria, ella y sus compatriotas sólo buscan en EEUU un mejor trabajo y porvenir para sus familias y no ser una carga. "De todas maneras, nosotros hacemos los trabajos que los estadounidenses no quieren, estamos todo el día en el campo en largas jornadas, poniendo en riesgo nuestra salud. Yo sé lo que se sufre en el desierto al cruzar al otro lado", sostuvo Ballesteros, de 22 años. Para Roberto Durán, estudiante en la Universidad del Valle en México y residente legal en EEUU, las medidas que se llevan a cabo en Arizona son discriminatorias. "Cada vez que yo cruce a Estados Unidos, en caso de que se apruebe la ley, me van a hacer la vida imposible, va a ser incómodo porque nos van a investigar, interrogar sólo por el color de mi piel", acotó Durán. La caravana y los eventos a lo largo del recorrido de Dallas a Phoenix fueron organizados por las diferentes divisiones de la organización Liga de Ciudadanos Latinoamericanos Unidos (Lulac, en inglés). Para el próximo 29 de mayo se tiene previsto un recorrido similar hasta Phoenix en donde también participarán decenas de ciudades de todo el país. Se espera la llegada de unos 50 autobuses.

Descarga la aplicación

en google play en google play