Escúchenos en línea

Nuevos votantes latinos menos proclives a votar por republicanos

Washington. Agencias. | 5 de Junio de 2010 a las 00:00
El "calentamiento" del debate inmigratorio en los últimos años, y la dura posición de buena parte del Partido Republicano frente a los inmigrantes ilegales, ejemplificada recientemente por la ley de Arizona, está alejando a muchos nuevos votantes latinos del partido conservador. Un estudio de la organización bipartidista National Association of Latino Elected Officials (NALEO) publicado el viernes certifica que los nuevos votantes latinos son menos proclives a registrarse como republicanos. El informe, que se centra en el estado de California, señala que los votantes latinos que se han registrado como electores después del año 2006 muestran una mayor tendencia a apoyar al Partido Demócrata o declararse independientes que aquellos que lo hicieron en el ciclo electoral 2002-2006. El dato debería resultar preocupante para el Partido Republicano, pues los latinos son el grupo electoral que más crece, y se espera que continúe haciéndolo durante las próximas décadas. Entre los latinos que se registraron como nuevos votantes entre las legislativas del 2002 y las del 2006, un 23% se declaraban republicanos, un 50% demócratas, y un 23% no se decantaban por ninguno de los dos grandes partidos. Tras las elecciones del 2006, sólo un 16% se considera republicano, mientras un 56% dice ser demócrata, y un 24% independiente. Los datos son sensiblemente diferentes respecto al conjunto de nuevos votantes en general, la mayoría de ellos jóvenes, registrados tras el 2006, donde también los demócratas dominan con claridad. En concreto, un 24% de los nuevos votantes se siente afiliado con los conservadores, un 44% con los demócratas, y un 26% es independiente. La tendencia que muestra el estudio podría acentuarse aún más en las próximas elecciones a gobernador de California, que se celebran el próximo otoño. En las primarias republicanas, la cuestión inmigratoria se ha convertido en el asunto central de la campaña. Ante los ataques de Steve Poizner por su postura suave respecto a la inmigración, Meg Whitman, la gran favorita, se ha visto obligada a endurecer su posición al respecto, algo que le podría pasar factura el mes de noviembre. "Incluso los latinos que han sido republicanos hace largo tiempo están descontentos con esta retórica emocional", asegura a The Wall Street Journal Lionel Sosa, un estratega electoral especialista en la comunidad hispana, y que trabaja para el Partido Republicano. Desde la campaña de Whitman, la ex directora ejecutiva de eBay, se asegura que una vez superadas las primarias republicanas, en las que el electorado es netamente conservador, su mensaje pivotará hacia otros asuntos como la creación de puestos de trabajo, y la educación, ambos de gran interés para los latinos.

Descarga la aplicación

en google play en google play