Escúchenos en línea

Mucho bla bla y poca acción en Tennessee sobre inmigración

Agencia AP. Desde Nashville, Tennessee. | 26 de Diciembre de 2006 a las 00:00
La inmigración se convirtió en el tema principal en la política de Tennessee, en lo concerniente al debate y al furor público, pero pese a que la asamblea general estatal debatió 16 proyectos de ley y no se llegó a aprobar ninguno. David Lubel, director de la Coalición de Derechos de Refugiados e Inmigrantes de Tennessee, dijo que se trata del caso típico de asunto con motivaciones políticas. "En todo el país, no sólo en Tennessee, los políticos se han valido de la inmigración... para motivar a la gente que vaya a votar por ellos en vez de aprobar leyes para regularla", indicó. "Algunos conservadores pensaron que ésta podría ser un factor de motivación para acudir a votar, pero no ha resultado serlo", agregó. La Universidad Estatal de Tennessee en sus encuestas, semestrales determinó que a los habitantes del estado les interesaba más otros asuntos. Una lista de los resultados de las encuestas mostraba que "pese a la gran atención captada por los políticos y los medios de comunicación, sólo a un 2% le interesaba la inmigración como un gran problema estatal". El cuidado de salud le interesaba al 19% de los habitantes. Los legisladores estatales trataron pero fallaron en su intento de aprobar leyes que exigía a los empleadores estatales a que entreguen a los inmigrantes ilegales, negarles acceso a los servicios del gobierno, sancionar a los empleadores que los contraten, prohibir que el examen de manejo se haga en otros idiomas, e impedir el programa del certificado de manejo. La única ley que fue aprobada, prohíbe a alguien que contrate a un inmigrante indocumentado a sabiendas que realice trabajos para el estado por un año. Sin embargo, una analista dijo en una conferencia a fines de este año en Nashville en la Conferencia Nacional de Legislaturas Estatales, que las leyes estatales de este tipo no tendrían validez en la corte, porque la ley federal prohíbe a los estados a que aprueben sanciones más estrictas sobre inmigración ilegal que las adoptadas por el Congreso. El senador estatal Bill Ketron, que patrocinó varios proyectos de ley que no fueron aprobados, dijo que el tema de inmigración no tenía mucho respaldo porque sus correligionarios en la legislatura no iban a saber lo popular que era el tema entre los votantes hasta que termine la sesión. Después de eso, agregó, que las encuestas de opinión llevaron a los candidatos a prestar atención a la inmigración. Incluso el gobernador Phil Bredesen, cuya posición sobre inmigración siempre señalaba que se trata de un asunto federal, se apresuró a enviar un contingente de la Guardia Nacional de Tennessee a la frontera con México. El republicano planea volver a presentar varios proyectos sobre inmigración cuando se inicie la nueva legislatura en enero.

Descarga la aplicación

en google play en google play