Escúchenos en línea

Estudiante latino ejemplo de dedicación ante alta deserción

Los Ángeles. EFE. | 21 de Junio de 2010 a las 00:00
Joseph Rosales, hijo de inmigrantes salvadoreños, es un ejemplo de dedicación al estudio al haber logrado ser aceptado con becas completas en once de las mejores universidades del país, en un estado donde los latinos encabezan las cifras de abandono escolar. "Cuando comencé a recibir las cartas de aceptación de las universidades me puse feliz", dijo a Efe Rosales, quien llenó las solicitudes antes de graduarse el pasado 12 de junio de la secundaria (high school) Vistamar, en el Segundo, California. Nacido el 13 de junio de 1992 en Los Ángeles, Rosales es hijo de una pareja de inmigrantes originarios de La Paz, El Salvador, quienes hace dos décadas emigraron a EEUU. "Voy a estudiar escritura creativa en inglés, porque mi sueño es ser escritor", agregó el joven, quien en los últimos dos años en la secundaria fue el editor del periódico escolar "Vistamar View". Rosales recibió cartas de universidades de Massachusetts como Harvard, Tuft, Boston y el Colegio Amherst; Princeton en Nueva Jersey; Northwestern en Illinois; y de las casas de estudio californianas como Stanford, Loyola Marymount y la Universidad del Sur de California. Sin embargo eligió comenzar a estudiar el próximo septiembre en una de las 8 universidades más prestigiosas del noreste (Ivy League), la universidad Brown, en Providence, Rhode Island. "El pasado abril fui a visitar el campus de la universidad Brown, que es bien agradable, y me di cuenta que hay un ambiente de amigos entre profesores y alumnos que creo contribuye para aprender bastante", indicó Rosales. José Rosales, de 39 años, padre de Joseph trabaja de motorista para la empresa de camiones "Custom Air Trucking" mientras que su esposa, María, empaca ropa en la fábrica "American Apparel". "Yo siempre le dije: tienes que estudiar porque si tienes que trabajar en una fábrica que no sea haciendo el trabajo pesado sino en la oficina", dijo a Efe el orgulloso padre. Rosales es uno de los estudiantes excepcionales en California en donde la cantidad de hispanos que no completan la secundaria es alta. Según datos del Departamento de Educación de California, en el año lectivo 2007-2008 la totalidad de estudiantes en todo el estado fue de 6,27 millones entre los cuales los latinos fueron el 49 por ciento, 29 por ciento blancos, 7 por ciento afroamericanos y el resto de otras etnias. El número de estudiantes inscritos en el último año de secundaria fue 468.281; pero los que se graduaron fueron 376. 393 entre los cuales el 38 por ciento de los que recibieron el diploma fueron latinos, el 38 por ciento blancos y 7 de cada cien fueron afroamericanos. Mientras que los estudiantes que abandonaron la escuela entre los grados 9 al 12 fueron 98.420 entre los cuales los latinos que no continuaron estudiando fueron el 24 por ciento, blancos 12 por ciento, el 33 por ciento afroamericanos, el resto de otras etnias. David Drew, catedrático de la escuela de educación de la Universidad de Graduados Claremont, ha estudiado por años las razones por las que grandes cantidades de latinos y afroamericanos abandonan las escuelas o, a pesar de que asisten a clases, no logran graduarse de secundaria y entre los que obtienen el diploma son pocos los que desean estudiar en las universidades. "Las presiones económicas en estudiantes de bajos ingresos los obligan a dejar la escuela para trabajar y ayudar a sus familias", dijo a Efe Drew. Explicó además que en escuelas de California hay estudiantes que aún aprenden inglés "y los profesores cometen el error de concluir que por no hablar bien inglés no son inteligentes y por eso los desaniman de que busquen ir a estudiar a las universidades". Drew indicó que producir un estudiante brillante como Rosales se explica por una serie de factores entre los que destaca "el apoyo en casa por la excelencia académica". "Además de que los mentores y maestros les demuestran respeto a los estudiantes, su cultura, y los motivan a estudiar duro para alcanzar las metas que se convierten en éxito para el alumno y para la escuela que los apoya", finalizó.

Descarga la aplicación

en google play en google play