Escúchenos en línea

Gobernador de Tennessee rechaza resolución que elogia ley Arizona

Charlotte. EFE. | 23 de Junio de 2010 a las 00:00
El gobernador de Tennessee decidió no firmar una resolución aprobada por el Legislativo que "elogia" la SB 1070 mientras aumenta la presión para que vete la ley que requiere a las cárceles investigar la situación migratoria de los detenidos. Lydia Lenker, portavoz del gobernador demócrata, Phil Bredesen, explicó a los medios que éste no envió ningún mensaje a los legisladores explicando las razones de su negativa a la medida de Arizona que considera "sin sentido". La resolución, que se aprobó en ambas cámaras con estrecha mayoría, felicita a ese estado por "tener la iniciativa y valentía de proteger a sus ciudadanos y a la frontera de esta gran nación". La SB 1070, que entre otras medidas otorga poderes a agentes del orden público para cuestionar el estatus migratorio de los extranjeros y criminaliza la presencia de los indocumentados, enfrenta varias demandas de organizaciones pro-inmigrantes. Sin embargo, el gobernador tiene hasta el próximo lunes para decidir si firma la legislación que requiere a las cárceles locales determinar la situación migratoria de los detenidos independientemente de la falta cometida. La Unión de Libertades Civiles de Tennessee envió esta semana una carta a Bredesen en la que le pide que vete la ley por considerarla que promueve el "perfil racial". La SB1141/HB 670 demanda a los centros de detención enviar al Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE) la información de los reos que no puedan comprobar -al momento de su detención- su situación migratoria. Otra organización, la Coalición de Derechos de los Inmigrantes Refugiados de Tennessee (TIRRC), con sede en Nashville, la capital del estado, ya había enviado un mensaje al gobernador solicitando su veto. Stephen Fotopulos, director de TIRRC, afirmó en un comunicado que la legislación "ejerce presión en los alguaciles" y que "sin entrenamiento y sin acceso a las bases de datos federales", los carceleros "tratarán a los extranjeros como sospechoso de ser ilegales" sólo por su acento o desconocimiento del idioma. Según la portavoz Lenker, el gobernador Bredesen todavía no ha tomado una decisión porque no ha "tenido tiempo" de analizarla. TIRRC anunció que mañana, jueves, realizará una vigilia en las escaleras del Capitolio estatal para presionar al gobernador y evitar que "Tennessee se convierta en la próxima Arizona".

Descarga la aplicación

en google play en google play