Escúchenos en línea

Cinco vidas truncadas por un borracho y la tragedia de sus familias

Por Araceli Martínez Ortega, diario La Opinión de Los Ángeles. Dese Sacramento, California. | 31 de Diciembre de 2006 a las 00:00
Alrededor de las 6:00 de la mañana del pasado 7 de diciembre, cinco inmigrantes mexicanos encontraron sorpresiva y brutalmente la muerte cuando se dirigían a sus trabajos en la compañía de viveros Valley Crest Tree, en Pleasanton, California. Un conductor en estado de ebriedad y bajo los efectos de la heroína invadió con su camioneta el carril en donde iba el vehículo Mazda en el que viajaban los mexicanos, cuando trataba de rebasarlos y en segundos al no lograr su objetivo golpeó al Mazda, provocando una explosión que truncó la vida y los sueños de estos inmigrantes mexicanos. La desgracia tuvo lugar en el camino Valley Home cerca de la carretera 120, en el condado de Stanislao. Las víctimas fueron identificadas como Alberto Padilla de 35 años, Miguel López de 19, Daniel Lira de 23, Víctor Reyes de 21 y Gerardo Quiroz de 23. López, Lira y Reyes eran primos de Padilla. Quiroz era natural de la Ciudad de México, mientras los otros cuatro eran originarios del pueblo de Pegueros en el estado de Jalisco. Padilla tenía 16 anos con la compañía, casi el mismo tiempo que tenía viviendo en Estados Unidos. El resto de los muchachos llevaban tres años. A Padilla le sobreviven tres pequeños hijos de 6, 4 y 2 años. A Gerardo le sobreviven dos menores de 2 y 1 año de edad quienes viven en México pero que dependían de sus ingresos. El resto de los muchachos eran solteros y sin hijos. Armando Padilla, hermano de Alberto Padilla, dijo que la policía aún no les entrega los cuerpos de las víctimas porque están investigando el accidente como un caso criminal y están haciendo muchas averiguaciones. "Esto ha sido un golpe muy duro para nuestras familias sobre todo por cinco niños que han quedado desamparados para el resto de sus vidas", dijo Armando, quien se ha hecho cargo de los tres menores hijos de su hermano, de la viuda, y de su propia familia. Dijo que lo más que desea es que se haga justicia y no sólo que vaya a dar a la cárcel el conductor que causó la muerte de su hermano y del resto de trabajadores, sino que van a luchar porque el responsable asigne a los niños una cantidad de dinero como pensión alimentaria. Silvia Padilla, la viuda, no quiso hablar con La Opinión ya que se encuentra devastada porque en el accidente no sólo perdió a su esposo sino además a su hermano Víctor Reyes. El conductor responsable Justen Christensen, de 26 años, estuvo hospitalizado y posteriormente fue detenido por conducir bajo los efectos del alcohol y las drogas. Será el fiscal quien decida la suerte de Christensen quien enfrenta el delito de homicidio. A fin de evitar tragedias como las que sufrieron estos trabajadores mexicanos, en especial durante este periodo de fiestas decembrinas y durante el 2007, el gobernador Arnold Schwarzenegger anunció la semana pasada la entrega de 3.7 millones de dólares a 93 agencias del orden en todo el estado para que realicen puntos de revisión para evaluar el estado bajo el cual manejan los automovilistas. El gobernador Schwarzenegger dijo que conducir bajo los efectos del alcohol es inaceptable y una seria amenaza para los propios conductores y quienes están a su alrededor. "Estoy comprometido con apoyar con las herramientas necesarias para que las agencias del orden detecten y remuevan a los conductores en estado inconveniente y mantengamos nuestras carreteras seguras", dijo. En California, en 2005, 1,574 personas murieron y otras 30,810 resultaron heridas en choques automovilísticos relacionados con el alcohol, lo cual representó un incremento de 8% en relación con las víctimas de los accidentes viales relacionados con el alcohol en el 2004. Estudios realizados en California y otros estados demuestran que los puntos policiacos de inspección reducen los accidentes relacionados con el alcohol. La compañía donde trabajaban los inmigrantes mexicanos abrió el fondo Valley Crest Tree Companing Farmington Crew Memorial Fund al que se pueden hacer donativos a través de cheques para ayudar a los menores que quedaron huérfanos así como a las familias de las víctimas. La dirección es 24151 Ventura Blvd. Calabasas, CA 91302. También pueden dirigir sus donativos, cheques o giros postales a la cuenta 0892504100 del Bank of America en Manteca, California, a nombre de Armando Padilla, hermano de Alberto Padilla.

Descarga la aplicación

en google play en google play