Escúchenos en línea

Agresión xenófoba en el metro de Bilbao

Bilbao. Diario El País. | 25 de Noviembre de 2010 a las 00:00
Una mujer de origen paraguayo fue víctima de una paliza y todo tipo de insultos por parte de una pareja de jóvenes en el metro de Bilbao, la principal ciudad del país vasco. Para V. E. L.., de 32 años, volver al metro es algo, ahora, aterrador. No puede olvidar lo que ocurrió el martes en el suburbano de Bilbao, cuando fue insultada y agredida por una pareja. "Me da mucho miedo volver a encontrarme con ellos", ha asegurado a las personas que le atienden, porque, con un collarín debido a los golpes, se niega a comentar directamente lo que ocurrió. Le dijeron que era una inmigrante que venía a quitar el trabajo y a prostituirse", relata Vilma López, la presidenta de la asociación de paraguayos Guaraní Tetagua, de la que es socia V. E. L. La agresión xenófoba, que ya ha sido denunciada ante la Policía Municipal de Bilbao, ocurrió en uno de los vagones del metro, entre las céntricas estaciones de Sarriko y Moyua. La mujer paraguaya había subido a las cuatro menos veinte al suburbano bilbaíno, repleto en esa hora punta. Le costó atravesar el vagón hasta situarse al lado de una pareja de jóvenes, que de forma inmediata empezó a insultarle, según su relato. "Ella estaba hablando en guaraní por teléfono y la chica, de complexión fuerte, empezó a decirle que era uno de esos inmigrantes que venían a quitar el trabajo a los de aquí, que se dedican a la prostitución, que son putas y cobran un euro", afirma Vilma López. La agredida replicó que se callaran, ante lo que la chica "empezó a quitarle la cinta del pelo, le rompió el auricular y le arañó la cara y el cuello". El joven, según Vilma López, solo intervino para propinarle un puñetazo en la cara. Luego, la mujer paraguaya siguió recibiendo patadas en el estómago. Lo llamativo fue que, pese a estar lleno, ninguno de los pasajeros intervino para frenar la agresión o llamar la atención a la pareja. V. E. L. llamó a la Policía Municipal y se bajó en la estación de Moyua, mientras que los agresores continuaron el trayecto en el metro. Cuando llegaron los agentes, la mujer les contó lo sucedido y le llevaron a la DYA para que le curara las heridas, al tiempo que le invitaron a presentar una denuncia. La Asociación de Paraguayos Guaraní Tetagua critica ha criticado hoy que "este tipo de conductas racistas atentan contra la convivencia normalizada", y ha pedido que se deje de "estigmatizar a un sector de la ciudadanía por el mero de su origen, y de difundir discursos políticos y mediáticos que actúan como la base de actitudes estereotipadas y racistas". Ha añadido que la violencia xenófoba "es un problema de todos", que se debe combatir "desde la solidaridad y el civismo, no el silencio". "Nos parece insólito que, en la época en la que vivimos, tengamos que presenciar este tipo de barbarie, un racismo alimentado por la indiferencia".

Descarga la aplicación

en google play en google play