Escúchenos en línea

EU ofrece acuerdos laborales al Caribe y Centroamérica

Washington. EFE. | 2 de Diciembre de 2010 a las 00:00
El gobierno de Estados Unidos ofreció a varios del Caribe y América Central acuerdos para la protección de los derechos laborales de los trabajadores migrantes similares al que ya ha establecido con México para la protección de sus ciudadanos. "Los trabajadores inmigrantes realizan algunos de los trabajos más duros y menos agradables en nuestra economía, y puede que muchos de ellos no conozcan sus derechos bajo las leyes de Estados Unidos", dijo la secretaria de Trabajo, Hilda Solís. La funcionaria mantuvo este jueves un encuentro con el ministro de Trabajo de la República Dominicana, Max Puig, y los embajadores de Costa Rica, El Salvador, Haití, Guatemala, Honduras, Nicaragua, Panamá, Jamaica y México. "La protección de los trabajadores es nuestra prioridad y los inmigrantes se cuentan entre los trabajadores más vulnerables a los abusos", añadió Solís, quien elogió el papel que ha desempeñado México en el establecimiento de convenios para la defensa recíproca de los derechos laborales. El embajador de México, Arturo Sarukhan, dijo que su gobierno y el de EEUU han hecho frente de forma conjunta "los problemas que tenemos en las Américas en relación con la migración y la movilidad de los trabajadores". Sarukhan, al igual que Solís, elogió el apoyo dado por los sindicatos de México y de Estados Unidos en estos esfuerzos y dijo que su gobierno se ha ocupado de que haya información sobre los derechos de los trabajadores en las salas de espera de cada uno de los 50 consulados en EEUU. El embajador mexicano también invitó a los países de América Central y del Caribe a que establezcan convenios similares con Washington para la protección de sus respectivos trabajadores migrantes. "Asimismo consideramos que podrían establecerse convenios de este tipo, más adelante, con los países de América del Sur", dijo Sarukhan. "Los derechos de los trabajadores son parte de los derechos universales", dijo el ministro de Trabajo de la República Dominicana Max Puig, quien señaló sin embargo que "para defender y ejercer los derechos hay que conocerlos". "Los trabajadores migrantes muchas veces por razones culturales o de educación, o porque no conocen el idioma, no están informados de esos derechos en el país al cual llegan", añadió Puig. Según este funcionario, su Gobierno hace esfuerzos especiales para garantizar los derechos de todos los trabajadores inmigrantes y, en especial, los de Haití. Janna Bergquist, de la división en el Departamento de Trabajo estadounidense que se ocupa de salarios, describió procesos en los cuales una denuncia de abusos hecha por uno o unos pocos trabajadores condujo a la recuperación de millones de dólares en salarios adeudados a los inmigrantes. El Departamento de Trabajo de EEUU mostró un modelo de "carta de acuerdo" acerca de las leyes y reglamentaciones sobre la remuneración horaria, y otra referida a las normas de salud laboral en Estados Unidos que podrían establecerse con los países invitados. Asimismo ese Departamento ha elaborado numerosos afiches y folletos en inglés, español y otros idiomas que explican derechos laborales básicos y los medios para contactarse con las autoridades gubernamentales para discutir posibles abusos. Entre esos derechos, señaló Solís, se cuentan el registro cuidadoso de las horas trabajadas y la remuneración por esas horas, el pago de salario mínimo, la labor en un sitio seguro e higiénico, las restricciones al trabajo de los menores de edad y el pago por las horas extras trabajadas.

Descarga la aplicación

en google play en google play