Escúchenos en línea

Afinan el sueño estudiantil para indocumentados

Washington. EFE. | 5 de Diciembre de 2010 a las 00:00
Congresistas latinos insistieron en la posibilidad de tener un voto sobre Dream Act en la Cámara de Representantes, en los próximos días, una estrategia que, algunos creen, ayudará a generar presión en el Senado. Aquí, en tanto, se ha puesto sobre la mesa uno de los proyectos de ley más rígidos hasta el momento, sin generar efectos aparentes en la bancada republicana. "Tenemos un conteo informal de votos y nos está yendo muy bien, no voy a decir cuántos, pero se ve bien. Acá lo que hay que hacer es tener un voto en la Cámara de Representantes", dijo el congresista Luis Gutiérrez (D-IL). "No siempre hay que estar enfocados en lo que pueda suceder en el Senado. En este momento tenemos el compromiso de nuestro liderazgo para hacer todo lo posible para que esta semana se tome un voto sobre Dream Act. Así le daremos ímpetu a la Cámara Alta", agregó. Un supuesto impulso, que aún no ha implicado declaraciones explícitas en el liderazgo. El líder de la mayoría en la Cámara de Representantes Steny Hoyer (D-MD), no se comprometió con fechas, consultado por la prensa. "No tenemos el día ni el tiempo aún. Estamos trabajando en eso. Tendremos los votos cuando lo llevemos al pleno", dijo. En el Senado, en tanto, el martes 30 de noviembre por la tarde se introdujo una nueva versión del proyecto de ley de 26 páginas, obtenida por La Opinión. En ella se establecen condiciones como que el inmigrante indocumentado debe estar presente en el país por un periodo continuado, no menor a cinco años y debe haber ingresado antes de los 16 años. Los beneficiados deben ser menores de 30 años y estarían bajo un estatus condicional de no inmigrante válido por diez años. Además deberán proveer sus datos "biométricos y biográficos". Esto no es todo, el proyecto excluye a su vez a todo indocumentado que haya sido procesado por un crimen y los jóvenes serán sometidos a un estricto chequeo de antecedentes. Estas medidas son un cambio considerable, en comparación con propuestas anteriores que presentaban, por ejemplo, un límite de edad más amplio. Grupos como Conservadores por una Reforma Migratoria ya han manifestado su desacuerdo. "Reconocemos que los líderes en el Senado están buscando un compromiso bipartidista, pero los cambios implicarán que menos jóvenes se beneficien", explicó Juan Hernández, director del grupo Conservadores.

Descarga la aplicación

en google play en google play