Escúchenos en línea

Muchos cálculos en debate sobre el Dream Act

Washington. Prensa Latina. | 6 de Diciembre de 2010 a las 00:00
Entre costos y ganancias para la sociedad norteamericana debaten este martes demócratas y republicanos ante la inminente presentación esta semana en el Congreso del proyecto de ley sobre inmigración denominada Dream Act. La mayoría de los ciudadanos estadounidenses, según el diario La Opinión, está a favor de otorgar residencia, y más tarde la ciudadanía, a miles de jóvenes traídos por sus padres a este país y que hoy tienen apenas 16 años de edad. Para los demócratas aprobar la Ley sería lograr al menos algo a favor de los indocumentados, tras tantas promesas postergadas desde el 2007 cuando el presidente Barack Obama lanzó su campaña al poder. Los republicanos, aunque en declarada oposición, ven en la ley una oportunidad para atraer votos latinos en la próxima legislatura. Pero tanto en uno u otro bando e incluso entre conservadores e independientes, más de lo mismo, existe una fuerte resistencia a aceptar como conciudadanos a los indocumentados, a quienes ven como personas indeseadas, diferentes e incluso de pesadilla el tener que lidiar con ellas. Calificativos estos muy por debajo de la expresión del legislador republicano Curry Todd de Tennessee, al sur de Estados Unidos, quien comparó a los inmigrantes indocumentados con ratas por su modo de multiplicación. Cuando trató de rectificar fue más discriminatorio al calificar a los descendientes de indocumentados como "bebés ancla" por el mero hecho de adquirir la ciudadanía al nacer en este país. La Opinión informó también que según la Oficina de Presupuesto del Congreso, el Dream Act incrementará los ingresos del fisco en dos mil 300 millones de dólares en diez años, y reducirá el déficit en mil 400 millones de dólares en igual período. Otro estudio de la Universidad de California citado por el sitio digital, arrojó que los bendecidos por la ley aportarían billones de dólares a la economía, como contribuyentes al fisco y al seguro social. Aunque resultaría inoperante la deportación de un millón 100 mil jóvenes que se calcula estarían amparados por el Dream Act, el costo económico sería también muy grande. Un análisis del Center for American Progress evidenció que la extradición forzosa costaría a los contribuyentes norteamericanos más de 25 mil 500 millones de dólares en cinco años. Para el secretario de Comercio, Gary Locker, "los contribuyentes estadounidenses ya han invertido en ellos y a menos que aprobemos el Dream Act, estaremos desperdiciando esta esforzada inversión". El Secretario de Defensa, Robert Gates, consideró al Dream Act como la oportunidad de ampliar la cifra de efectivos y de garantizar la disponibilidad de fuerzas armadas listas para cualquier acción. En términos de educación el proyecto está dirigido a personas graduadas de enseñanza básica y con capacidad para acceder a estudios superiores, lo cual representa una inversión aprovechable para los cálculos económicos de Estados Unidos. Las ventajas del proyecto no representan para los indocumentados ninguna garantía de, en breve, poder disfrutar de una estancia menos tensa en Estados Unidos, más bien la cercanía del debate les quita el sueño. De ahí que decenas de organizaciones pro inmigrantes desarrollan una campaña nacional para incidir sobre el Congreso y en particular sobre los republicanos para que acepten la propuesta demócrata. Todavía hoy nada es seguro. El proyecto fue examinado por última vez el 21 de septiembre y no alcanzó los 60 votos necesarios, y desde el 2001 ha sido presentado sin éxito en 12 ocasiones, por el voto contrario de los republicanos. El Dream Act no es ni remotamente la propuesta migratoria prometida por Obama para los casi 11 millones de indocumentados. Esta es para jóvenes, estudiantes, pero no menos excluyente y discriminatoria que deja afuera también a muchos jóvenes y a sus progenitores. Si el proyecto pasa la Cámara baja tendrá que esperar a ver qué dice el Senado, ambos con suficientes argumentos para decir sí, pero en términos de indocumentados no valen las predicciones.

Descarga la aplicación

en google play en google play