Escúchenos en línea

Y siguen los catalanes con sus propuestas xenófobas...

Bracelona. Tribuna Latina. | 14 de Diciembre de 2010 a las 00:00
Los ayuntamientos de Salt y L’Hospitalet, ambos gobernados por el Partido Socialista de Cataluña, enviaron una petición al Gobierno español para que incluya en el nuevo reglamento de la Ley de Extranjería la posibilidad de denegar el permiso de residencia por arraigo a los extranjeros que incumplan las ordenanzas municipales (normas de civismo), entre ellas beber alcohol en la calle y perturbar la tranquilidad de los vecinos con ruidos. Ana Terrón secretaria de Estado de Inmigración y Emigración respondió a varios medios de comunicación que recibió la propuesta de ambos ayuntamientos y que el Gobierno ya está estudiando esa posibilidad, aunque matizó que el castigo sería para los ciudadanos que incumplan de manera reiterada las ordenanzas municipales. La actual Ley de Extranjería estipula que un ciudadano extranjero indocumentado que demuestre estar viviendo en España por un periodo ininterrumpido de tres años, puede utilizar la vía del arraigo para obtener el permiso de residencia. Entre los requisitos para dicho trámite, el extranjero debe aportar un documento de su ayuntamiento que confirme su buen comportamiento como ciudadano, esto es, su inserción social. Sin embargo, las peticiones de los ayuntamientos de Salt y L’Hospitalet apuntan hacia un camino más estricto al solicitar que se incluya además la denegación de la reagrupación familiar de los inmigrantes incívicos. Sin embargo, desde el Gobierno recuerdan que la reagrupación es un derecho fundamental establecido por la Unión Europea.

Descarga la aplicación

en google play en google play