Escúchenos en línea

Zetas y la Mara 13 amenazan casa de migrantes en Oaxaca

Ciudad Ixtepec, Oaxaca. Terra.mx | 21 de Diciembre de 2010 a las 00:00
Integrantes de los Zetas y la Mara 13 amenazaron con ingresar al albergue de migrantes Hermanos en el Camino si no les entregan a los 15 migrantes que lograron escapar del secuestro el jueves pasado. El coordinador del albergue, el sacerdote Alejandro Solalinde Guerra, informó que están viviendo una situación de tensión, luego de esta amenaza que obligó a solicitar apoyo a la Policía estatal quien vigila la zona. "De por sí hemos vivido días de mucha tensión; el día de ayer unos jóvenes que habían sobrevivido al operativo y al secuestro del jueves, al acudir a comprar a la tienda de la esquina fueron encañonados con un arma y amenazados para que entreguen a los migrantes que escaparon del secuestro", dijo. Señaló que en el albergue se encontraba la visitadora adjunta de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, quien dio aviso a las autoridades de seguridad pública del gobierno del estado y enviaron a agentes estatales a brindar seguridad al albergue. "Ellos quieren que entreguen a los migrantes y amenazaron que si no se los entregan ellos mismos van a entrar a sacarlos del albergue", abundó. Dijo que hay tensión en el albergue a pesar del patrullaje que realizan elementos de la Policía estatal, porque los Zetas y la Mara 13 ya se unieron y están acechando a los migrantes para secuestrarlos. El también coordinador diocesano de la Pastoral de la Movilidad Humana acusó que la Secretaría de Gobernación aún no cumple con las medidas cautelares que la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos (CIDH) de Washington impuso para proteger el albergue y su vida. "Es una vacilada lo que está haciendo la Segob, porque están dándole atole con el dedo a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos; ayer vinieron a instalar las cuatro cámaras ya están instaladas, las cuatros cámaras tienen el mínimo de calidad, de resolución, pero no nos sirven para la protección", dijo. Explicó que las cuatros cámaras que se instalaron no tienen acercamiento ni calidad que se requiere para checar el perímetro del albergue, lo cual no permite ver las placas de los vehículos que se acercan a la zona ni identificar a las personas. "Nos mandaron lo más corriente, nomás para cumplir con el requisito de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos", abundó. En marzo de este año, la CIDH exhortó al Gobierno federal a redoblar esfuerzos para prevenir la violación de los derechos humanos de los migrantes, así como garantizar la seguridad, la vida y el trabajo de los defensores de las víctimas. En particular, mencionó al padre Alejandro Solalinde y el albergue Hermanos en el Camino, de Ixtepec, Oaxaca; sin embargo, a nueve meses de haberse emitido esas medidas cautelares casi nada se ha hecho para cumplirlas. El 13 de noviembre, Solalinde denunció que fue amenazado de muerte por integrantes de la organización delictiva de Zetas.

Descarga la aplicación

en google play en google play