Escúchenos en línea

Massachusetts comienza a aplicar «Comunidades Seguras»

Boston. Siglo21.com | 22 de Diciembre de 2010 a las 00:00
Respondiendo a presiones del gobierno federal, la Policía Estatal de Massachusetts comenzará a aplicar el controversial programa “Comunidades Seguras” mediante el cual se busca detectar y deportar a los inmigrantes indocumentados detenidos que hayan cometido algún delito, una decisión que aparta a la administración del gobernador Deval Patrick de la política de negación a que los agentes se involucraran en la aplicación de las leyes de inmigración que había exhibido hasta ahora. La decisión marca un notable y profundo cambio de la administración Patrick, tomando en cuenta que había mantenido su apoyo a que a los indocumentados sin antecedentes penales incluso se les otorgara licencias de conducir y se les permitiera matricularse en las universidades del Estado. Además, en 2007, una de las primeras medidas a favor de los inmigrantes que tomó el ejecutivo estatal, fue la anulación de un acuerdo similar firmado por el anterior gobernador republicano, Mitt Romney, el cual establecía la capacitación de 30 policías estatales que trabajarían para detectar y detener a sospechosos de ser inmigrantes indocumentados. En la ocasión, uno de los más contundentes argumentos del gobernador Patrick para anular el acuerdo, era que con el plan de Romney se privaría a esos agentes de sus funciones principales que era luchar contra la violencia, las drogas y el tráfico de armas. Funcionarios estatales dijeron que decidieron unirse a Boston y decenas de otras comunidades en el programa federal debido a que su atención se centra en detener y deportar a asesinos, violadores y otros criminales de alto nivel y porque Patrick ha apoyado las leyes de inmigración para ayudar a hacer frente a estos delincuentes . También se afirmó que el gobierno de Obama forzó su decisión porque el programa, conocido como “Comunidades Seguras”, será obligatorio en todo el país para el año 2013. “Siempre ha sido la política del gobernador de que los criminales graves que están ilegalmente en el país deben ser deportados’’, afirmó John Grossman, subsecretario de la Oficina Ejecutiva de Seguridad Pública del Estado, quien destacó que el gobierno de Estados Unidos “va a implementar esta función con o sin nosotros’’. Indicó a seguidas que por eso “Es importante participar y tener voz y voto’’. Patrick, ampliamente considerado como solidario con las preocupaciones de los inmigrantes, independientemente de su situación legal, ante las críticas de que fue objeto durante la pasada campaña por su reelección se le atribuía poner en riesgo a la población por su negativa a implementar el programa ?Comunidades Seguras”. El programa fue la lanzado por la agencia de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés), en 2008 y desde entonces se ha dicho que el objetivo es compartir información con las autoridades estatales y locales a través de bases de datos informáticos para detectar inmigrantes indocumentados. En lugar de tener a la Policía Estatal de manera activa en la búsqueda de los inmigrantes indocumentados, el ordenador comprobará automáticamente las huellas dactilares de todo el que sea detenido en bases de datos federales de inmigración, además de las estatales y las bases de datos criminales del FBI. A partir de que se establezca la situación migratoria del detenido, los funcionarios federales de inmigración decidirán si detener y deportar a los inmigrantes sobre la base de factores tales como sus antecedentes penales y riesgo de fuga. Ross Feinstein, portavoz de ICE, dijo que los delincuentes son la máxima prioridad de la agencia, pero que cualquier persona detenida que está aquí sin documento migratorio puede ser objeto de deportación. “El enfoque del ICE en esas prioridades no equivale a una amnistía para los otros extranjeros presentes ilegalmente en los Estados Unidos’’, manifiesta un comunicado entregado a los medios de comunicación, el cual sostiene que “El ICE seguirá aplicando la ley de inmigración y los ejercicios de discreción en su caso durante todo el proceso’’. Otro de los temores en muchas autoridades locales y estatales es que el programa disuadirá a los inmigrantes de ofrecer información de delitos que ocurran en sus comunidades. En tanto, otros han elogiado la decisión, entre ellos la Fiscal General del Estado, Martha Coakley, aduciendo que el sistema es una forma rápida de identificar a los criminales y otros indocumentados. De inmediato no se ha dado a conocer cuándo el programa ?Comunidades Seguras” sería puesto en mano de la Policía Estatal para su ejecución, como se está haciendo ya en otros 34 estados. Los críticos sostienen que el programa “Comunidades Seguras” ya se ha estado aplicando a infractores menores, a pesar de que su prioridad anunciada por el gobierno federal es que está dirigido a reprimir a los criminales empedernidos. Los registros federales muestran que de 230 inmigrantes deportados a través del programa desde octubre de 2008 hasta julio de este año en Boston, aplicándose como plan piloto, más de la mitad, 125, fueron clasificados como “no criminales’’.

Descarga la aplicación

en google play en google play