Escúchenos en línea

Migración EU acepta mejorar atención médica y mental a sin papeles

San Diego. EFE. | 24 de Diciembre de 2010 a las 00:00
Inmigración se ha comprometido a mejorar la atención médica y mental a los detenidos tras la demanda presentada por la Unión de Libertades Civiles Americanas (ACLU en inglés) que alegaba irregularidades en la Instalación Correccional San Diego. El acuerdo fuera de corte sólo cubre la instalación ubicada en Otay Mesa, en el sur de California, acusada de causar "sufrimiento innecesario y muerte" y como parte del mismo la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE en inglés) no ha admitido ninguno de los alegatos. David Blair-Loy, director legal de ACLU para los condados San Diego e Imperial, dijo que esta decisión tendrá impacto a nivel nacional ya que pese a que la instalación es privada, el cuidado de salud es proporcionado por autoridades federales. El centro de detención es administrado por la empresa Corporación Correccional de América (CCA), bajo un contrato con el ICE. Blair-Loy dijo que su organización considera que es un resultado apropiado, pues no impide que individuos afectados tengan otros canales de acción individual. "Este caso busca cambiar la situación para el futuro. Si individuos hasta el momento consideran que han sufrido daños, pueden en forma separada buscar reparaciones legales monetarias, como en el caso de Francisco Castañeda", dijo Blair-Loy. El salvadoreño murió en 2008 a consecuencia de complicaciones por cáncer luego que autoridades se rehusaran a proporcionarle exámenes y tratamiento en el 2005 mientras estuvo en custodia, por lo cual su familia fue indemnizada con 1,5 millones de dólares. Como parte del acuerdo alcanzado, el ICE también ha aceptado modificar su política sobre cuidado médico. En el 2004, cuando el ICE tenía detenidas a cerca de 24.000 personas en todo el país, se registraron 28 muertes de prisioneros en tanto que en el 2010, con cerca de 30.000 detenidos, se han presentado ocho muertes. "Por vez primera, el ICE se ha comprometido a proveer todo el cuidado de salud necesario para los detenidos en casos de inmigración más allá de solamente el cuidado de emergencia", dijo Elizabeth Alexander, ex directora del Proyecto Nacional de Prisiones de la ACLU. Entre las provisiones del acuerdo se encuentran requisitos para que los detenidos reciban cuidados de salud que cumplan o excedan los estándares establecidos por la Comisión Nacional sobre Cuidado de Salud en Cárceles. El acuerdo también requiere que se incluya en las políticas declaraciones explícitas que obliguen a proveer cuidado médico cuando sea necesario para atender una necesidad médica seria. Originalmente sometida en el 2007, la demanda citó 11 casos, incluidos los de varios detenidos con trastornos bipolares y depresión sin tratamiento, un hombre al que se obligó a esperar más de ocho meses por una cirugía en el ojo por la que casi sufrió desfiguración permanente, y detenidos que nunca recibieron atención a pesar de sufrir de diabetes tipo 2, hipertensión, y severos dolores en el pecho, entre otros. "Los funcionarios de ICE deben de asegurarse de que los detenidos en casos de inmigración no sufran o mueran innecesariamente", dijo David Blair-Loy, director legal de ACLU en los condados San Diego e Imperial. La demanda alegó que la negativa de los oficiales de inmigración de proveer el cuidado médico adecuado violaba la Quinta Enmienda de la Constitución que prohíbe el sufrimiento y dolor innecesarios de detenidos en casos federales.

Descarga la aplicación

en google play en google play