Escúchenos en línea

Piden condena para responsables de secuestro de inmigrantes

Oaxaca. TeleSUR. | 24 de Diciembre de 2010 a las 00:00
El párroco, Aljeandro Solalinde, encargado de un albergue de migrantes en Oaxaca (sur de México), indicó este viernes que solicitará a la Procuraduría que se esclarezca y culpen a los responsables del presunto secuestro de los 50 inmigrantes centroamericanos. Solalinde señaló que una comisión de la Procuraduría del estado de Oaxaca se desplazará a la localidad, en donde sucedieron los hechos, y “le voy a pedir que nunca más vuelva haber un secuestro y que nos comprometamos hacer una Fiscalía (…) para que se castiguen a los culpables y que no se permita una vejación más”. El párroco hizo las declaraciones, este viernes, en entrevista exclusiva concedida a teleSUR. Durante el contacto telefónico, el religioso lamentó que la víspera de la Navidad se viva una situación “crítica muy peligrosa”, pero a la vez, manifestó su alegría y confianza por el trabajo que realiza en el albergue. “Estamos muy tranquilos, muy contentos y seguro de lo que estamos haciendo, sabemos que nuestra vida peligra y que de un momento a otro nos pueden matar, pero estamos perfectamente decididos y conscientes de que ya basta”, recalcó. Solalinde forma parte de la dimensión pastoral de la movilidad humana, que tienen en México 52 casas de inmigrantes, con ello “hemos tomado un compromiso muy serio, una lucha frontal para que esto pare”, aseguró. Este jueves, el padre relató que de acuerdo a la versión de quienes escaparon del asalto, propiciado el pasado 16 de diciembre, los inmigrantes fueron secuestrados por un grupo delictivo cuando viajaban en un tren de carga en el que intentaban cruzar México para llegar a Estados Unidos (EE.UU.) “Los testigos narran como los plagiarios amarraron a mujeres, amarraron a niños, y a jóvenes, y los que dan cuenta de esto son los que no pudieron ser amarrados”, detalló el párroco del albergue Hermanos del Camino. Los indocumentados que lograron escapar “iban custodiados en esa fila de plagiados a 800 metros donde pararon el tren. Llegan a la casa de seguridad y entonces cuando ellos van entrando en una bandita de medio metro de piedra, ellos aprovechan para chisparse y para correr”, añadió Solanlinde El sacerdote aprovechó la oportunidad para denunciar que maquinistas de los trenes de carga a los que se suben los indocumentados están vinculados con los delincuentes que extorsionan a los centroamericanos. Una vez conocida la tragedia, en la localidad de Chahuites, el padre denunció al Gobierno de México lo sucedido, pero como a éste “le importa mucho el maquillaje, le preocupa el que dirán internacional”, tardó mucho en reconocer el hecho. El Gobierno, que presiden Felipe Calderón, “debería avocarse a resolver mejor los problemas internos (…) el problema con los inmigrantes es muy es muy serio y no puede ser que las instituciones hayan dicho que no pasó nada”. Hizo un llamado a las autoridades a poner al servicio de los problemas “sus competencias”. Denunció que los responsables son personas que han hecho de la comercialización de seres humanos su modo de vida. “Son personas que podríamos identificar como Maras, Los Zetas, funcionarios corruptos, corporaciones policíacas corruptas, que piensan que el ser humano no vale nada”, reclamó.

Descarga la aplicación

en google play en google play