Escúchenos en línea

2010 fue un año muy difícil para indocumentados en Arizona

Tucson (Arizona). EFE. | 28 de Diciembre de 2010 a las 00:00
El año 2010 fue uno de los más difíciles para los indocumentados en Arizona al convertirse en el blanco de operaciones policiales, mientras que varios cientos fallecieron cuando intentaban cruzar el desierto de manera ilegal. "El 2010 fue el año más terrible para el inmigrante en Estados Unidos, pero particularmente aquí en el estado de Arizona", dijo hoy a Efe el representante estatal de Arizona Ben Miranda. Los indocumentados fueron blanco de una serie de operativos del alguacil del condado Maricopa (MCSO), Joe Arpaio, la única autoridad en Arizona que aplica la ley estatal anticoyote, que permite presentar cargos contra inmigrantes clandestinos que admiten haber pagado a un traficante por su ingreso al país. De acuerdo con estadísticas de MCSO, esta agencia ha detenido a 2.205 indocumentados bajo la ley anticoyote desde que entró en vigor en el 2006. Arpaio también efectuó varios operativos "anti-crimen" que culminaron con el arresto de docenas de indocumentados, mientras que otros más fueron detenidos en sorpresivas redadas en sitios de trabajo bajo la ley estatal de sanciones a empleadores que castiga a los negocios que contratan indocumentados a sabiendas. Actualmente el alguacil se encuentra bajo investigación por parte del Departamento de Justicia de los Estados Unidos por acusaciones de prácticas de perfil racial en contra de hispanos durante sus operativos. Miranda aseguró que estos operativos provocaron el temor entre las familias inmigrantes en el condado Maricopa que evitan salir a las calles. "Pero esto no se compara con el efecto desastroso que tuvo la ley estatal SB1070, la cual ha resultado en múltiples quejas de violaciones a derechos civiles", dijo el legislador demócrata. La SB1070 convirtió a Arizona en el primer estado en aprobar una legislación que penaliza la presencia de indocumentados en EEUU, desafiando al Gobierno Federal sobre las facultades que tiene un estado para aplicar leyes migratorias. A pesar de innumerables protestas, marchas y un boicot económico en contra del estado, la SB1070 entró en vigor el pasado 29 de julio, aunque una jueza federal bloqueó algunas de las cláusulas más controvertidas, entre ellas una que obligaba a los departamentos policiacos locales a verificar el estatus migratorio de las personas "sospechosas" de encontrarse de manera ilegal en el país. "La SB1070 pone en peligro los derechos civiles y humanos no solo de los inmigrantes y de los hispanos en Arizona, sino de todos aquellos que tengan apariencia hispana", aseguró Miranda. A pesar del debate y la polémica que ha provocado la SB1070, ésta no ha sido un impedimento para que los inmigrantes indocumentados continúen tratando de cruzar la frontera de Arizona de manera ilegal. De acuerdo con estadísticas de la Patrulla Fronteriza, durante los primeros 11 meses del año fiscal 2010, que finalizó el pasado 30 de septiembre, se arrestaron 194.000 indocumentados en la frontera de Arizona. La Coalición de los Derechos Humanos de Arizona reportó 253 muertes de indocumentados durante el año fiscal 2010 frente a 206 reportadas en el 2009. Estas cifras están basadas en datos proporcionados por las oficinas de los médicos forenses de los condados fronterizos en Arizona. La Patrulla Fronteriza no ha dado a conocer todavía sus estadísticas sobre decesos de indocumentados. La seguridad en la frontera fue otro tema que acaparó la atención en Arizona durante el 2010, ya que el pasado mes de octubre llegaron a esta región más de 500 soldados de la Guardia Nacional que asisten a la Patrulla Fronteriza en operaciones de vigilancia.

Descarga la aplicación

en google play en google play