Escúchenos en línea

Republicanos de Arizona irán contra migrantes en los hospitales

Phoenix. El Universal. | 15 de Febrero de 2011 a las 00:00
Los legisladores republicanos quieren ampliar las operaciones de Arizona contra los indocumentados con una propuesta para requerir que los hospitales verifiquen si los pacientes están legalmente en el país. La propuesta generó indignación entre los médicos, que temen que esa ley los convierta en agentes migratorios de facto. El sector médico fustigó la iniciativa el lunes después que la Comisión de Justicia del Senado estatal lo convocara a una audiencia sobre el tema. Los galenos expusieron escenarios en que los inmigrantes con enfermedades contagiosas como tuberculosis se pondrían en grave riesgo para ellos mismos y la población al preferir quedarse en casa en lugar de acudir a una clínica u hospital. "Esto nos convierte en un estado policíaco que intenta atrapar a personas cuando están enfermas", dijo George Pauk, un doctor retirado que tiene una organización llamada Médicos por un Programa Nacional de Salud. "¿Queremos evitar que los enfermos busquen atención médica?" El Congreso de Arizona es el primero en el país que intenta semejante medida en medio de un embate nacional en estados conservadores por contener a la inmigración ilegal, según la Conferencia Nacional de Legislaturas Estatales. Los legisladores de Arizona provocaron el debate hace un año cuando aprobaron una ley para que la policía local, cuando detenga a la gente por violaciones a otras leyes, le pregunte la condición migratoria a los que generen sospechas de estar ilegalmente en el país. Una juez suspendió luego esa disposición. La discusión sobre la nueva iniciativa comenzó unos días después de que una indocumentada en Texas, con un tumor del tamaño de un plátano en la espina dorsal, dijo que fue echada del hospital en que estaba debido a su situación migratoria. Luego recibió tratamiento en otro hospital. Los defensores de la medida dicen que es necesaria para enfrentar a la inmigración ilegal en momentos en que los hospitales pierden decenas de millones de dólares por atender a indocumentados en las salas de emergencia. El presidente del Senado de Arizona, Russell Pearce, principal promotor de la ley migratoria del año pasado, dice que la propuesta sobre los hospitales forma parte de una maniobra más extensa para contener a la inmigración ilegal. El nuevo proyecto no impediría la atención médica, sino que colocaría en los hospitales la responsabilidad de "ejercer la debida diligencia", según Pearce. "Vamos a aplicar nuestras leyes sin excusas", explicó. El debate de la iniciativa en la comisión senatorial fue aplazado la noche del lunes hasta nuevo anuncio. La propuesta, conocida como la Propuesta 1405 del Senado, exigiría a los hospitales, cuando admitan casos que no son de urgencia, verificar que el paciente sea ciudadano estadounidense o esté legalmente en el país. En las emergencias de indocumentados, el hospital debería llamar a las autoridades migratorias cuando termine el tratamiento. Los críticos dicen que el proyecto podría tener graves riesgos de salud para quienes están en el país legal e ilegalmente. Consideran que la amenaza de deportación alejaría a esas personas de la atención médica de cualquier tipo. "Ahora están convirtiendo a los médicos en agentes migratorios de tiempo completo", lamentó el lunes el senador demócrata estatal Steve Gallardo en rueda de prensa.

Descarga la aplicación

en google play en google play