Escúchenos en línea

Derechos de migrantes CA son constantemente violentados

San Salvador. Diario Co Latino. | 21 de Febrero de 2011 a las 00:00
La revictimización es una constante entre los migrantes salvadoreños y centroamericanos, esa es una de las principales conclusiones que se pueden extraer de un forme presentado por la Red para las Migraciones El Salvador. El informe hecho público el viernes, que se titula “Observatorio de derechos humanos de las personas migrantes en El Salvador”, reafirma una dura realidad para los migrantes centroamericanos. La investigación realizada entre octubre de 2010 y enero de 2011, se centra en una investigación de campo, a 363 personas, a escala nacional. “Este es un trabajo tomando en cuenta las encuestas a deportados que llegan vía aérea o terrestre, proveniente de México y Estados Unidos, y también, con personas que residen en nuestro país, migrantes nicaragüenses y hondureños, para verificar el cumplimiento de los derechos humanos de ellos”, explicó Antonio Azúcar, presidente de la Red. Entre los principales puntos del informe destacó que siguen saliendo aspectos de riesgo, como los secuestros, un problema que se ha agudizado en 2010. “La gente también tiene temor por los asesinatos, por la ola de criminalidad que hay en México, y por las mismas restricciones que hay en Guatemala, México y Estados Unidos”, añadió. Azúcar dijo que pese a estos riesgos las personas continúan emprendiendo la ruta de riesgo en busca del sueño americano. “Hay una baja en la cantidad de migrantes, pero hay varias hipótesis que debemos mencionar: hay más prudencia; se quedan en Estados Mexicanos, esperando que pase la situación de criminalidad; y luego, deciden retomar su camino o ven otros destinos, por ejemplo Europa”, mencionó. La Red para las migraciones considera que si bien el número de migrantes hacia el norte del continente sigue, estos han comenzado a utilizar otras estrategias en sus viajes, y en los últimos años han comenzado a darse giros en el punto de destino, muchas veces influenciados por familiares. La Red contabiliza que existen cerca de 400 ó 500 personas que están migrando diariamente. Azúcar afirma que no hay registros confiables aún, y ante los convenios de libre movilidad que existen en la región, permite que muchos salvadoreño o centroamericanos transiten “libremente” como turistas o por interés comercial. “Además hay otros que migran a través de los puntos ciegos”, dijo. El estudio presentado por esta organización salvadoreña hace recomendaciones a las autoridades salvadoreñas y de México: “en cuanto a la protección de los migrantes, y no sólo de salvadoreños, sino que también las autoridades salvadoreñas respeten los derechos de migrantes centroamericanos”, recalcó. Elsa Ramos, investigadora en el tema migratorio y miembro de la Red, indicó que el objetivo del informe “es determinar, especificar y cuantificar cuáles son los derechos humanos que están siendo violentados, luego buscar la forma de hacer campañas de incidencia, ante las autoridades gubernamentales y que sean éstas las que tomen cartas en el asunto”. Ramos recuerda que entre los hallazgos de la investigación determinó que “sí, hay una violación de derechos humanos a las personas deportadas, a los centroamericanos aquí en El Salvador, y también tenemos que los derechos de los detenidos en Estados Unidos se violentan”. Un dato importante de la investigación es que la revíctimización a los derechos de los migrantes centroamericanos en el país se han encontrado en el oriente, particularmente San Miguel, y en Arcatao, Chalatenango. En San Miguel, por ejemplo, han encontrado violaciones desde las autoridades municipales, que cobran multa a migrantes provenientes de gran parte de Nicaragua, y que llegan a insertarse al mercado informal; y en Arcatao, “se descubrió que existe discriminación y xenofobia por parte de la alcaldía”. “No es una situación generalizada pero existe una promoción de persecución y cobros de multas… la revíctimización es una constante aquí en el país”, reiteró Ramos. La investigadora añadió que centroamericanos hay en todos los departamentos, y todos ellos trabajan de forma informal, por lo cual, sus derechos constantemente son violentados, algo que esperan cambie a futuro. La Red insiste en que El Salvador no podrá exigir respeto a los migrantes salvadoreños que viajan hacia el Norte, mientras las autoridades no respeten a aquellos que llegan, transitan o residen en el territorio nacional.

Descarga la aplicación

en google play en google play