Escúchenos en línea

Policía mexicana torturó a migrante para obtener confesión

Saltillo, Coahuila. Milenio.com | 12 de Marzo de 2011 a las 00:00
Pedro Pantoja Arreola, Asesor de la Casa del Migrante Belén, en esta capital denunció que Reyes Gustavo Ardón Alfaro, migrante sin documentos de origen hondureño, fue torturado en septiembre de 2009 por la Policía Ministerial en esta capital, para obligarlo a declararse culpable de un crimen que no cometió en prejuicio de la señora Perla Judith Quintero Caballero. “Ante esa situación exigimos que se realice una investigación exhaustiva para que no se castigue a un inocente”, dijo en conferencia de prensa convocada por Belén Posada del Migrante. El director del cenro, Alberto Xicoténcatl, y su asesor Pedro Pantoja Arreola, dieron a conocer información relevante sobre este caso. Pantoja informó que Ardón Alfaro fue trasladado al Hospital Universitario en calidad de víctima del incidente en el que fue asesinada Perla Judith Quintero Caballero. Hasta ese lugar llegaron varios policías ministeriales, quienes sin previa autorización médica se llevaron al migrante en calidad de detenido para señalarlo como principal sospechoso del crimen. Pantoja dijo que en la oficina del Cuarto Grupo de Homicidios, los policías ministeriales obligaron a Reyes Gustavo a desnudarse manteniéndolo hincado mientras llevaban a cabo el interrogatorio. Lo golpearon con las palmas de las manos abiertas y con el puño cerrado en las costillas; le jalaron el cabello y lo amenazaron con palabras humillantes con el propósito de amedrentarlo. Alberto Xicoténcatl y el Padre Pedro Pantoja relataron que los policías, al percatarse de que no seria fácil arrancar una confesión, pusieron la cabeza del migrante en una bolsa de plástico y le taparon la boca y la nariz con la mano, al mismo tiempo que le apretaban la garganta. Relatan que con estos actos de tortura, Reyes Gustavo se vio obligado a declararse culpable. “La Casa del Migrante de Saltillo, exige un debido proceso, pide al juez quite el valor probatorio a la confesión arrancada bajo tortura y que se investigue a los responsables”, dijo Pantoja. En la primera audiencia, Reyes Gustavo amplió su declaración: manifestó las faltas en las que la Policía Investigadora había incurrido. En diciembre del 2010, interpuso la denuncia correspondiente por el delito de tortura; sin embargo, hasta la fecha no se ha integrado ninguna averiguación previa por parte de la Fiscalía General del Estado. Señalaron que hoy comenzó la ultima audiencia, que tendrá como consecuencia la conclusión por pare del juez a mediados de marzo.

Descarga la aplicación

en google play en google play