Escúchenos en línea

Cardenal italiano reclama a Europa por crisis migratoria

Roma. PL. | 2 de Abril de 2011 a las 00:00
El presidente de la Conferencia Episcopal italiana (CEI), cardenal Angelo Bagnasco, apeló este sábado a la responsabilidad de todos los estados europeos en la solución de la crisis migratoria y reclamó respuestas adecuadas a los problemas. Mientras crecen las tensiones en la isla de Lampedusa por la emergencia humanitaria que provocó la llegada masiva de inmigrantes en las últimas semanas, Bagnasco urgió a que toda Europa se implique en el problema de la inmigración. Las protestas de los migrantes tunecinos, concentrados en carpas improvisadas y campamentos hacinados, subieron de tono este sábado con huelgas de hambre, enfrentamientos con policías y hasta intentos de incendiar las embarcaciones. Europa está en deuda con Africa. Esta deuda hay que saldarla, pero Italia no puede quedarse sola porque no es una emergencia solo de Italia sino de toda Europa, aseveró el prelado al llamar a que el resto de los estados comunitarios se responsabilicen también. Al dirigirse a los demás obispos y autoridades de la unión, Bagnasco hizo votos por lecturas inteligentes, eficaces y respuestas adecuadas para la solución del problema humanitario. Los retrasos en las salidas de los barcos en Lampedusa para reubicar a los inmigrantes, en su mayoría procedentes del Norte de Africa, incrementaron las tensiones ante la incertidumbre de si el gobierno italiano cumpliría su promesa de evacuación. Más de tres mil migrantes sin autorización legal protestaron este sábado en el puerto, lanzaron piedras a los agentes antidisturbios y rompieron las vallas de seguridad. El primer ministro, Silvio Berlusconi, prometió que al menos unos 500 serían trasladados este sábado para nuevos lugares en el buque militar San Marco. Para el exacalde de la urbe Salvatore Martello, la situación es muy dramática porque no ha llegado ninguna información confiable del Gobierno central. Martello fustigó la inacción gubernamental al alegar que Roma abandonó a Lampedusa, cuya población residente ahora es superada en número por los inmigrantes, dijo.

Descarga la aplicación

en google play en google play