Escúchenos en línea

Berlusconi busca reducir tensión por inmigrantes en Italia

Roma. Reuters. | 3 de Abril de 2011 a las 00:00
El primer ministro de Italia, Silvio Berlusconi, intentó calmar a los inmigrantes del norte de Africa en la isla de Lampedusa, prometió enviarlos a mejores campamentos este fin de semana e instó a los italianos a ser hospitalarios. Más de 20.000 inmigrantes, principalmente de Túnez, han llegado a la isla italiana en las últimas semanas, transformando un tranquilo puerto turístico y de pesca en un campamento cubierto de basura. Los lentos avances en transferirlos a otro sitio en Italia han provocado la ira entre los inmigrantes que viven en deprimentes condiciones sanitarias y han superado ampliamente a los residentes. Una caseta en el puerto fue incendiada el sábado y algunos inmigrantes amenazaron con una huelga de hambre debido a los retrasos en las salidas de buques. "Tenemos que ser comprensivos y hospitalarios, porque somos un país civil y católico", dijo Berlusconi el sábado durante un llamado telefónico a una reunión política en Sicilia. "Para mañana a más tardar Lampedusa será devuelta a sus ciudadanos", dijo, tratando de tranquilizar a la población nativa de la isla del Mediterráneo de cerca de 5.000 habitantes, que han protestado por el manejo del Gobierno de la crisis. Amnistía Internacional también criticó al Gobierno italiano el viernes, y dijo que había fracasado en garantizar acceso a los inmigrantes a adecuadas viviendas y sanitarios. La organización Médicos Sin Fronteras dijo que los inmigrantes recibían sólo 1,5 litros de agua por persona al día, comparado con los estándares recomendados para los campos de refugiados de 20 litros al día.

Descarga la aplicación

en google play en google play