Escúchenos en línea

Llaman a mujeres inmigrantes a denunciar maridos maltratadores

San Francisco. El Mensajero. | 8 de Abril de 2011 a las 00:00
El gobierno de la ciudad y el Departamento de Policía enviaron un mensaje contundente las mujeres inmigrantes: reporten los crímenes de los cuales son víctimas, aún cuando ocurran adentro de sus casas. Para celebrar el mes de la mujer, el 23 de marzo el Departamento de Estatus de la Mujer, una dependencia de la alcaldía, convocó a conferencia de prensa para recordar la existencia de la visa U, la cual es concedida a víctimas de violencia y que abre la vía para la residencia legal en los Estados Unidos. Adrienne Pon, directora ejecutiva de la oficina de Compromisos Cívicos y Asuntos Inmigratorios, dijo que la visa U ayuda a que las víctimas den la cara y colaboren con las autoridades a denunciar al delincuente. La visa U no es un programa que incentive la inmigración, como algunos alegan, aclaró Pon. Arguyó que “nadie desea ser víctima de un crimen”. Recordó, además, que desde su creación en el año 2000, las visas U representan el 1% de todas las solicitudes de estancia legal en el país. El jefe de la policía, Jeffrey Godown, promocionó a su vez la habilidad de su departamento para tramitar las visas U, de hecho, dijo, son líderes en el país al haber desarrollado un protocolo que, como comentó el inspector Anthony Flores, ahora enseñan a otras policías del país. También anunció Godown que dos inspectores fueron asignados a la unidad de Violencia Doméstica de la policía de San Francisco; se dedicarán a atender situaciones de acoso, un “fuerte indicador de la letalidad de un caso de violencia doméstica”. Informó también de nuevos códigos de radio, para identificar abusos contra niños o ancianos. El abuso contra ancianos, agregó el jefe de la policía, ha tenido un “aumento alarmante”. Un reporte preparado por el Departamento de Estatus de la Mujer refiere que en el año fiscal 2009-2010 se reportaron en San Francisco 4,118 casos de violencia doméstica, al número 911. De éstos, 56% fueron disputas; otro 34%, fue clasificado como asalto, lo que implicó golpes o al menos contacto físico no deseado. En el mismo periodo, las estaciones policíacas que recibieron más reportes de abusos domésticos fueron las de Bayview (1,230), Ingleside (1,068) y Mission (931). Por raza, la oficina del fiscal del distrito reportó que de los 1,519 casos de abuso doméstico que llegaron al sistema judicial el mismo año, 424 fueron cometidos por afroamericanos, 406 por blancos y 406 por latinos. Los latinos descollaron en el maltrato a menores, con 129 casos, contra 127 cometidos por afros, 50 por asiáticos y 42 por blancos. La cifra del silencio Comunidades Seguras (S-Comm) separa a los inmigrantes de denunciar violencia doméstica y otros crímenes, asegura Sunita Patel, abogada del Centro de Derechos Constitucionales. El Centro de Derechos Constitucionales y otras dos organizaciones de abogados obtuvieron del departamento de Seguridad Nacional (Homeland Security) estadísticas de S-Comm, un programa que obliga a las policías locales a compartir información con el ICE (la policía migratoria) de toda aquella persona detenida y encarcelada. Para febrero de 2011, mediante S-Comm, cuya operación inició en octubre de 2008, habían sido deportados 94,000 extranjeros de los Estados Unidos. “A nivel nacional, una de cada cuatro personas que son deportadas por S-Comm no habían cometido ningún crimen”, según Bridget Kessler, de la escuela de Leyes Benjamin Cardozo; pero en algunas áreas de California esa paridad es casi de uno a uno, dice. La Red Nacional de Jornaleros (NLDON) difundió el 28 de marzo un comunicado de prensa con las cifras más recientes de S-Comm y los comentarios de Patel y Kessler. Las cifras de S-Comm revelan que Sonoma, Solano, Contra Costa, Alameda y San Francisco están entre los 38 condados que a nivel nacional suman más deportaciones de individuos que, básicamente, no habían cometido delito alguno; se trata de seis de los nueve condados que conforman el Área de la Bahía. De acuerdo con Angela Chan, abogada del Asian Law Caucus, al menos 47% de las personas que han sido deportadas de San Francisco por S-Comm no tenían récord criminal. Sin cifra precisa o conocer un caso en específico, aventuró que ese porcentaje “ciertamente puede incluir sobrevivientes de violencia doméstica”. Según el inspector Anthony Flores, ahora un especialista en trámites de visa U, la policía de San Francisco no ha puesto bajo arresto a ninguna víctima de violencia doméstica, situación que algunos abogados insisten en denunciar como una de las paradojas crueles de S-Comm y nuevo reticente para que la señora a quien el marido le pega ponga fin a esa innoble situación.

Descarga la aplicación

en google play en google play