Escúchenos en línea

Migrantes mexicanos en EU, con el peor nivel mundial de salud

Ciudad de México. La Jornada. | 12 de Abril de 2011 a las 00:00
El grupo poblacional a nivel mundial que está más desamparado en cuanto a los servicios de salud, es el de los mexicanos que viven como migrantes en Estados Unidos, lo anterior fue revelado en el estudio “La salud de los migrantes mexicanos en Estados Unidos”, elaborado por la Confederación Nacional de Organizaciones Populares (CNOP). Señala además que este grupo de mexicanos ha quedado en una situación de absoluta precariedad e indefensión, ya que no se contempló ninguna partida para este rubro en el Presupuesto de Egresos de la Federación del año 2011, afirma en entrevista Edmundo Ramírez Martínez, autor del análisis y secretario de Asuntos Migratorios de la Central Popular priísta. “Ante este escenario, no habrá recursos específicos para ninguno de los programas que se comprometió el presidente de la República, para cubrir las necesidades mínimas de los migrantes, como son ventanillas de salud, seguro binacional de salud, tarjetas pre-pagadas para consultas telefónicas, promoción y afiliación al Seguro Popular desde Estados Unidos, entre otros igual de importantes y sensibles, programas que se comprometió el gobierno federal a ejercer, desde hace más de dos años, en el marco del día Mundial de la Salud, en abril de 2009. El estudio de la CNOP presenta estimaciones del propio Consejo Nacional de Población (Conapo), donde se muestra que la población mexicana que reside en Estados Unidos tiene un acceso muy limitado a los servicios de salud. Del total de migrantes mexicanos residentes en Estados Unidos, más de las tres cuartas partes (76 por ciento) no cuenta con ningún tipo de seguridad médica, lo que en números absolutos significa una cifra superior a los 9 millones de personas. Esta falta de acceso a la seguridad médica es más dramática aún entre los migrantes recientes (mexicanos con diez años de residencia o menos, en aquel país), en los que cerca de nueve de cada diez no cuentan con este servicio, que son el 88 por ciento. Entre los migrantes de larga estancia (personas con más de diez años de residencia) el problema es menor, aunque la población desprotegida sigue siendo muy alta, es decir, alrededor de 6 millones. "El estado de salud de los migrantes representa un activo, que muy a menudo pasa desapercibido o no le interesa al gobierno, por lo que es preciso prestar atención a este fenómeno cuya atención requiere de programas y estrategias integrales" insistió Edmundo Ramírez, quien fuera diputado federal y Coordinador de Asuntos Migratorios de la Legislatura pasada. Uno de los aspectos centrales que demuestra el enorme rezago para una adecuada integración social de los migrantes en Estados Unidos, es precisamente su vulnerabilidad en este tema, es urgente y apremiante que se tomen cartas en el asunto, “le pedimos al Legislativo que lo haga, que le exija al gobierno federal que ejecute los recursos etiquetados desde 2008 y que empiece a destinar una partida especial extraordinaria para financiar los programas de salud para migrantes, programas ya comprometidos, afirmó el dirigente priísta.

Descarga la aplicación

en google play en google play