Escúchenos en línea

En Michigan, el capo local no quiere a los latinos

Springfield. NSN | 22 de Abril de 2011 a las 00:00
No cabe duda, el representante estatal Michael Madigan, es el político más poderoso de Illinois, sin embargo, no se ve que, a pesar de sus nexos con el ala liberal del Partido Demócrata, prometa mucho para acabar con la desigualdad política de los latinos. La falta de nuestra representación en Sprinfield no solamente radica en el poder del voto, sino de las negociaciones y apoyos que hagan los líderes demócratas del estado y de ellos Madigan es el rey, no obstante, su récord no lo deja bien parado ante los latinos del estado, con una existencia casi nula de jueces latinos. En una reciente investigación periodística se publicó una lista de 10 nuevos jueces a los que Madigan ayudó a ocupar esa posición y entre ellos solo había el nombre de una juez latina. Madigan no solamente ha sido intencionalmente lento en esos nombramientos. Por otra parte, se da como seguro de que, si acaso los demócratas tienen éxito en distribuir bien los distritos con el nuevo mapa, obligado por los números demográficos arrojados por el Censo, la buena voluntad del líder cameral no apunta hacia los latinos que no deben padecer una injusticia más, desmarcándoseles del distrito en el que están. Si Madigan, el líder legislativo más poderoso de que se tenga memoria en la historia de Illinois, trabajara a favor de una justa re-presentación latina en el Congreso de Illinois, ya se supiera quién ocupará la vacante dejada por Susana Mendoza y estaríamos felices ante el innegable hecho de que, con el crecimiento poblacional de los latinos, quedaremos en la posibilidad de tener el doble de la flaca representación que, supuestamente, hoy habla por nosotros en la capital de Illinois. Con todo y que es demócrata, como casi todos los latinos, Michael Madigan parece ser ilógico, y por consiguiente injusto, con su propio partido.

Descarga la aplicación

en google play en google play