Escúchenos en línea

Elecciones municipales dividen a la dirigencia política latina de Denver

Denver. EFE. | 11 de Mayo de 2011 a las 00:00
Las próximas elecciones municipales en Denver han dividido a la dirigencia política latina al tener que elegir entre un exsenador estatal con una férrea postura pro inmigrante y un concejal conocido por su defensa de los derechos de las minorías. Los comicios del próximo 7 de junio determinarán quién será el nuevo alcalde de Denver, si el exsenador Chris Romer o el concejal Michael Hancock. Ambos candidatos se han dedicado esta semana a buscar votos hispanos, que en las primera vuelta del pasado 3 de mayo representaron un 25 por ciento de los sufragios. "Estas elecciones son sobre los votantes y sobre el potencial de la comunidad hispana", dijo est emiércoles Romer durante un encuentro con un grupo de dirigentes latinos, agregando que es necesario incrementar el porcentaje de negocios latinos en Denver, que ahora representa sólo el 10 por ciento del total. En el 2009, como parte del senado local, Romer presentó un proyecto de ley para otorgarles aranceles universitarios reducidos a estudiantes indocumentados. Aunque ese proyecto no fue aprobado, Romer se ganó desde entonces la simpatía de varios dirigentes hispanos. Uno de esos dirigentes, la exsenadora estatal Polly Baca, calificó a Romer de "héroe" porque "fue uno de los primeros en respaldarnos cuando se debatieron los aranceles universitarios reducidos en la legislatura". Otro político local, James Mejía, que terminó tercero en la primera vuelta de la semana pasada, afirmó que su ex contrincante "luchó en contra de la discriminación y a favor de la educación y las oportunidades para los latinos de esta ciudad". "Me siento honrado al recibir el respaldo de estas personas que significan tanto para la comunidad latina. Esa comunidad debe saber que llevaré conmigo los valores que he aprendido al trabajar junto a ellos", sostuvo Romer. Por su parte, el ex senador estatal Paul Sandoval, ahora dueño de un conocido restaurante en el barrio hispano del noroeste de Denver, se expresó a favor Hancock (quien ocupó el segundo lugar en las elecciones del pasado 3 de mayo), a quien consideró como "uno de los mejores líderes en la municipalidad local" y "alguien con profundas raíces en la comunidad". Hancock nació y creció en un barrio afroamericano en el noreste de Denver. Cuando a mediados de la década de 1990 esa zona comenzó a recibir un alto número de inmigrantes hispanos, Hancock trabajó primero a nivel comunitario y luego como concejal para eliminar las fricciones entre los dos grupos, creando programas educativos para ambos. "Es un honor recibir el respaldo de uno de los grandes líderes latinos de Denver", dijo Hancock. Adrienne Benavidez, expresidenta de la Comisión de Seguridad Pública de Denver, también respaldó a Hancock porque "él no tiene en cuenta el color de la piel ni acepta barreras raciales".

Descarga la aplicación

en google play en google play