Escúchenos en línea

Vaticano procesará a cura por abusos sexuales

Agencias AP y ACAN–EFE. Desde Managua. | 1 de Marzo de 2007 a las 00:00
El Vaticano anunció que iniciará proceso penal canónico a un sacerdote italiano acusado de abusar sexualmente de niños que tenía bajo su tutela en Chinandega. La Nunciatura Apostólica en Nicaragua anunció que existen "bases suficientes" para iniciar un proceso penal canónico contra el sacerdote de origen italiano Marcos Dessy por supuesta pedofilia. "La investigación previa ha conducido a la conclusión de que existen las bases suficientes para iniciar un proceso penal canónico a cargo del reverendo Marco Dessy", detenido en Italia, señaló en un comunicado la Nunciatura Apostólica en Nicaragua. En su comunicado, la Nunciatura recuerda que el reverendo Marco Dessy fue denunciado en septiembre por seis exresidentes del el Hogar del Niño y Casa Betania, que el sacerdote dirigió desde mediados de los años 70 en la ciudad de Chinandega. Agregó que tras recibir serias denuncias sobre el caso realizó una investigación previa de acuerdo que llevó a la conclusión de existen las bases suficientes para iniciar un proceso penal canónico al prelado. Añade que dada la intervención de las autoridades italianas, las cuales detuvieron a Dessy en diciembre en la ciudad italiana de Parman, la Congregación tomará las decisiones definitivas sobre el caso sólo cuando dichas autoridades hayan terminando su propio juicio. La Santa Sede pide al mismo tiempo a la comunidad eclesial y a la sociedad civil que sean tutelados el buen nombre y la incolumidad física de los jóvenes que han pedido justicia a las autoridades competentes. Los jóvenes fueron respaldados por las asociaciones italianas Rock no War, Solidando, la Alcaldía de Correggio y ciudadanos italianos que creyeron en la veracidad de los abusos cometidos y cuyas primeras denuncias surgieron en 1991. Dessy, un sacerdote de unos 60 años de la orden Pia Associazione Ges— Divino Operaio y originario de Villamassargia, se encuentra suspendido por el Vaticano y no puede administrar sacramentos. La representación de la Santa Sede indicó que la investigación previa estuvo a cargo de la Congregación para la Doctrina de la Fe, con sede en el Vaticano. La Congregación llevó a cabo la investigación de acuerdo a las "Normas de gravioribus delictis (de los delitos más graves) y al Código de Derecho Canónico" , después de recibir "serias denuncias sobre el caso" , explicó. El Nuncio Apostólico, Jean Paul Gobel, dijo a AP que no puede comentar el caso porque el comunicado lo dice todo por sí solo. El sacerdote de la Pia Associazione Gesú Divino Operaio, originario de la comunidad de Villamassargia, fue detenido en Parma (Italia) el 4 de diciembre del año pasado por ese caso. "Dada la intervención de las autoridades italianas, las cuales han procedido a la detención del reverendo Dessy, la Congregación para la Doctrina de la Fe tomará las decisiones sobre el caso sólo cuando dichas autoridades hayan terminado su propio juicio", explicó la Nunciatura. La Santa Sede pidió a la comunidad eclesial y a la sociedad civil nicaragüense tutelar el "buen nombre y la incolumidad física de los jóvenes que han pedido justicia a las autoridades competentes". El comunicado es firmado por el arzobispo Angelo Amato, secretario de la Congregación para la Doctrina de la Fe.

Descarga la aplicación

en google play en google play