Escúchenos en línea

La derecha emprende ofensiva para impedir reelección absoluta

Con información de la Agencia AFP. Desde Managua. | 15 de Marzo de 2007 a las 00:00
La Alianza Liberal Nicaragüense (ALN) llamó a los partidos de derecha a unirse contra las supuestas pretensiones del presidente Daniel Ortega de promover la reelección presidencial en el proyecto de reformas constitucionales que la Asamblea Nacional discutirá este año. "Queremos dejar claramente (establecido) que nosotros no vamos a aceptar la reelección bajo ningún término en este país" porque "nuestra historia ha estado plagada por el deseo de perpetuarse en el poder", advirtió el diputado y presidente de ALN, Eduardo Montealegre. El diputado derechista hizo la exhortación luego de que el jefe de la bancada del gobernante Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), Edwin Castro, hizo una declaración a título personal, validando la reelección consecutiva. "Dijimos que eso (la reelección) va a discusión", dijo Castro, cuyo partido dirige el parlamento sin mayoría, haciendo alianzas coyunturales con los dos partidos de oposición de la derecha que actúan divididos. Los partidos opositores son ALN (22 diputados) y el Partido Liberal Constitucionalista (PLC) (25 diputados), que no logran superar sus diferencias para formar un bloque mayoritario contra el gobierno de Ortega, y el disidente Movimiento de Renovación Sandinista (MRS) (3 diputados). La Asamblea Nacional nombró en febrero pasado una comisión especial para que elaborara un proyecto de reformas a la Constitución que incorpore las propuestas de los cuatro partidos políticos con representación parlamentaria. La reelección inmediata está prohibida en la actual constitución la cual además también prohíbe la reelección más de una vez. Ortega ha sido presidente dos veces, entre 1984 y 1990, y ahora, cuyo período concluye el 10 de enero de 2012. El proyecto de reformas parciales de la comisión debe ser presentado oficialmente con la firma de al menos un tercio de los 92 legisladores y aprobado con el 60% de los votos del total de los diputados. Ninguno de los partidos reúne por sí solo ese número de diputados, ni tampoco lo logran todos los grupos de oposición si se unieran. Montealegre instó a sus colegas de la derecha a unirse para frenar los supuestos planes de Ortega, quien, recordó, regresó al gobierno en las elecciones de noviembre pasado debido, precisamente, a la división de la derecha. La familia Somoza se entronizó en el poder durante 43 años (1936–1979), gracias a distintas reformas a la constitución que le permitieron la reelección al primer y al último Somoza. Además, sólo estaba legalizado un partido de la oposición (el Conservador, de derecha) y el Tribunal Electoral estaba totalmente controlado por el partido de gobierno, el Liberal Nacionalista.

Descarga la aplicación

en google play en google play