Escúchenos en línea

Continúan las violaciones a los derechos de los niños en las escuelas, según estudio de la PDDH

| 19 de Abril de 2007 a las 00:00
La Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos (PDDH), con el acompañamiento y Asesoría de la Procuraduría Especial de la Niñez y la Adolescencia realizaron un estudio de Fiscalización en 69 escuelas del país para saber el uso del castigo físico y humillante que utilizan en las escuelas primarias. En el estudio se logró constatar que el castigo corporal sigue siendo una práctica aceptada y aprobada en el ámbito escolar, tanto por el personal docente como por el alumnado en las escuelas públicas. Según la Procuradora de la Niñez, Norma Moreno en todas las escuelas que fueron fiscalizadas por la institución de Derechos Humanos se violaron los derechos del niño al utilizar los educadores, tanto de las zonas rurales como urbana, métodos de castigo y humillación en contra de los niños para educarlos. Entre los métodos utilizados en las escuelas primarias, según el estudio se encuentran el uso de la regla para golpearlos en las nalgas, brazos o piernas, los jalones de orejas, ponerlos a los niños arrodillados frente al pizarrón, entre otras formas de castigos corporales. El estudio refleja que al recibir los niños este maltrato, les deja secuelas y consecuencias físicas cómo psicológica, lo que es sumamente perjudicial para los menores, principalmente en la reproducción y mantenimiento de la violencia en todas sus formas. Según la procuradora de la niñez, está más que comprobado que el castigo físico no ayuda a las niñas, niños y adolescentes a portarse bien, ni les enseña autodisciplina u otras conductas alternativas, sino que al contrario, les estimula y reproduce la cultura de violencia, lo que viene a dificultar aún más las relaciones entre docentes y estudiantes. A juicio de la procuradora, es inconcebible que en el sistema educativo, se tenga cabida el castigo corporal como método correctivo disciplinario en las aulas de clases, cómo también inaceptable en su práctica en el hogar. Ante esta situación, la Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos recomienda al personal docente y a las distintas autoridades escolares del país respetar el derecho de la niñez y la Adolescencia a vivir libres del castigo corporal, cómo una de las tantas formas de violencia.

Descarga la aplicación

en google play en google play