Escúchenos en línea

Fenosa pide perdón a diputados por incumplir contrato

Vilma Areas, redactora parlamentaria. | 24 de Abril de 2007 a las 00:00
Los funcionarios de la distribuidora Unión Fenosa, no se atrevieron a pedirle perdón al pueblo de Nicaragua por la violación al contrato de concesión, tal y cono lo hicieron en privado ante los diputados miembros de la Comisión de Infraestructura y Servicios Públicos de la Asamblea Nacional. Este martes, como parte de la ronda de entrevistas que la comisión realiza con los actores del sector energético del país, conoció la versión de la multinacional española Unión Fenosa, ante numerosas acusaciones de violación al contrato de concesión y la amenaza del gobierno de re nacionalizar el recurso si logra comprobarlo. Una fuente fidedigna, confirmó a Radio La Primerísima que ante la presión de los diputados, que alegaron que Unión Fenosa sólo ha invertido 21 de los 150 millones de dólares a los comprometió en el contrato, varios de sus gerentes tuvieron que reconocer que efectivamente esa es ha sido su inversión, y hasta pidieron perdón a los diputados por actuar de esa manera. Los diputados citaron a los representantes de Fenosa para conocer la situación de la multinacional, que ha sido amenazada con una intervención por el nuevo gobierno sandinista de Daniel Ortega. En público, ante los medios de comunicación, José Ley Lau, uno de los gerentes de Unión Fenosa, alegó que han invertido más de 75 millones de dólares, que están abiertos a una auditoría financiera y que su trabajo es y continuará siendo de esa manera en el país. El gerente de Unión Fenosa dijo a la prensa que por más que ha leído el contrato de concesión para la distribución de energía eléctrica, en ninguna parte aparece obligación alguna de invertir cantidades determinadas de dinero en el sector. "El contrato de concesión no establece por ningún lado que tenemos que invertir 150 millones de dólares", consideró el ejecutivo de la empresa eléctrica. Lay aseguró además que desde 2001 la empresa ha invertido más de 75 millones de dólares en Nicaragua. "Lo único que invertimos es lo suficiente para brindar un buen servicio a los clientes con calidad y para llevar la energía que nuestros suplidores nos entregan", declaró Lay. "No pedimos que nos crean....estamos dispuestos a someternos a una auditoría externa", advirtió el gerente de Unión Fenosa. El diputado sandinista Edwin Castro, abandonó la reunión alegando que no podía continuar escuchando mentiras, y se declaró a favor de apoyar cualquier acción encaminada a re nacionalizar el sector, y le pidió al gobierno que le exija a UF que cumpla con el contrato de concesión. El jefe de la bancada legislativa del FSLN, acusó a Fenosa de incumplir con los compromisos de inversión acordados en Nicaragua. Dijo que aunque Unión Fenosa compró la distribución a precio de guate mojado, en cien millones de dólares, en siete años sólo ha invertido 21 millones de dólares. Según el legislador, las inversiones fueron establecidas en el contrato de concesión que Nicaragua extendió en el 2000 a Fenosa para que administrara de manera exclusiva las empresas estatales de distribución y comercialización de energía hasta 2030. En siete años de operaciones Fenosa "solo ha invertido 21 millones de dólares, de las cuales 19 millones son exoneraciones (obtenidos del gobierno en insumos y maquinarias), cuando debería haber invertido 150 millones", criticó el diputado Castro, en declaraciones a la prensa. "Ese es el problema que tenemos, una empresa que ha venido a sacar dinero y no quiere invertir en este país", dijo el diputado sandinista. tras asegurar que el sistema técnico eléctrico no ha mejorado desde que Unión Fenosa se instaló en Nicaragua. Castro dijo que se retiró de la reunión porque está "cansado" de escuchar a los encargados de la firma hablar de pérdidas para justificar la escasa inversión y el mal servicio que ofrece a unos 640,000 usuarios nicaragüenses. Considera que fue un "error" haber adjudicado el servicio eléctrico a una empresa que no garantiza el suministra fluido a los usuarios y que está dispuesto a promover, si fuese necesario, la nacionalización del sector. Los representantes de Fenosa sostienen que la compañía sufre "una pérdida de 26% mensual" porque el Estado se niega a autorizar un nuevo incremento en las tarifas. El presidente de la comisión, el diputado de la Alianza Liberal (ALN) Eliseo Núñez, rechazó esa versión y aseguró que existen estudios técnicos que señalan que las pérdidas son provocadas por falta de mantenimiento, cambios y actualizaciones en las redes eléctricas de parte de la empresa española. Núñez también confirmó que la inversión de la distribuidora es apenas de 21 millones de dólares, pero dijo que aún falta conocer la opinión de otros sectores, como ENEL, cuyos funcionarios comparecerán la próxima semana. No obstante, Núñez cree que es un "peligro" para el país expulsar a la transnacional pues no sólo significaría una demanda internacional multimillonaria y el pago de la garantía, sino que por el mal comportamiento de una empresa privada, se enviaría un mensaje maligno a los inversionistas extranjeros. El diputado Núñez cuestiona además que la multinacional ha contabilizado en sus inversiones proyectos de ampliación del servicio eléctrico en las zonas rurales, que han sido financiados con recursos externos que obtuvo el anterior gobierno. Núñez anunció que llamará ante esa comisión al presidente ejecutivo del Instituto Nicaragüense de Energía (INE), regulador del sector, David Castillo, para que rinda un informe. La actividad de la Comisión de Infraestructura y Servicios Públicos coincidió con una emergencia en el sector que ha obligado desde el lunes a apagones de una a dos horas diarias en la capital nicaragüense por un fallo en las calderas de la Planta Managua. El ministro de Energía y Minas, Emilio Rappaccioli, aseguró que se espera que el viernes próximo se recupere el funcionamiento de la planta eléctrica dañada.

Descarga la aplicación

en google play en google play