Escúchenos en línea

ALBANIC ya no existe

Agencia ACAN–EFE. Desde Managua. | 26 de Abril de 2007 a las 00:00
Alba Petróleos de Nicaragua (Albanic), una empresa mixta integrada por municipios nicaragüenses y la empresa estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA), cerró este jueves sus operaciones, informó el alcalde de Managua y vicepresidente de Albanic, Dionisio Marenco. Marenco, que también es presidente de la Asociación de Municipios de Nicaragua (Amunic), dijo que las funciones de Albanic serán asumidas por la empresa privada con participación de la estatal Petróleos de Nicaragua (Petronic). El edil, que hoy firmó las actas de cierre de la efímera empresa, indicó que sólo falta notificarla ante el registro de la propiedad y trasladar los activos y pasivos a Petronic, "que es la que va a manejar ahora el negocio". Albanic es el nombre de la empresa creada el 25 de abril de 2006 en Caracas entre la Amunic, integrada por 87 alcaldías sandinistas, y el gobierno de Venezuela de Hugo Chávez. La empresa fue creada para importar al país unos diez millones de barriles del petróleo al año, vendidos en condiciones favorables a Nicaragua. PDVSA poseía el 60 por ciento de las acciones de Albanic y la Amunic el 40 por ciento restante. Albanic abrió sus oficinas en Managua el 15 de diciembre de 2006 en un acto al que asistió su presidente, el venezolano José Peña, y estuvo a cargo de importar derivados de petróleo de Venezuela y 32 plantas eléctricas. El edil explicó que la empresa mixta ya no tiene razón de ser, debido a que los presidentes Daniel Ortega (Nicaragua) y Chávez (Venezuela) elevaron esos acuerdos sobre importación de derivados del petróleo a nivel de Estado. Petronic es una empresa privada con participación estatal, cuyo presidente ejecutivo es el empresario Francisco López, ex tesorero del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN). Petronic maneja una red de tanques de depósitos para almacenar y distribuir crudo por todo el territorio nicaragüense. La suiza Glencore, con filial en México, administra desde 1999 las instalaciones físicas de Petronic, cuyo arriendo de diez años con el Estado vence en 2009. El arriendo está siendo revisado por la Procuraduría General de la República, en base a una resolución emitida por la Contraloría General de la República (ente fiscalizador), que recomendó la cancelación del contrato de arrendamiento con Glencore cuando fue suscrito, en 1999, por el entonces director general de Ingresos de Nicaragua, Byron Jérez, y ejecutivos de la compañía suiza. Según la Procuraduría, el contrato firmado con Glencore tiene vicios de nulidad porque le fue asignada funciones que, según la Constitución de Nicaragua, no pueden ser delegadas por el Estado "a ningún particular ni a ningún privad". Entre esas funciones mencionó la distribución y comercialización de petróleo.

Descarga la aplicación

en google play en google play