Escúchenos en línea

Laos y Nicaragua reanudan relaciones diplomáticas

Agencia PL. Desde Managua. | 27 de Abril de 2007 a las 00:00
El presidente Daniel Ortega reiteró la voluntad del gobierno sandinista de trabajar por la integración de todos los países en vías de desarrollo al recibir este viernes al canciller de Laos, Thongloun Sisoulith. Durante la visita quedaron restablecidas oficialmente las relaciones a nivel de embajador entre Managua y Vientiane, cargo que ocupará Phouangkeo Langsy, quien ocupa igual cargo en La Habana. Tenemos que unirnos todos los países en vías de desarrollo, para hacer frente al orden económico y social que dictan las naciones desarrolladas, y lograr sacar a nuestros pueblos del atraso y la pobreza, aseveró Ortega. El mandatario recordó que Managua y Vientiane mantuvieron "relaciones de hermanos" durante el anterior gobierno sandinista (1979-1990), por lo que ahora sólo se trata de un restablecimiento de los vínculos. "En realidad estas relaciones nunca se han roto entre los pueblos de Nicaragua y Laos, han pasado por momentos difíciles, pero han estado firmes", sostuvo el presidente. El mandatario dijo que ahora Nicaragua y Laos luchan por lograr el progreso de sus pueblos y para gozar de una verdadera soberanía en lo económico y social, mediante la erradicación de la pobreza. "Luchamos por un comercio justo en América Latina y el Caribe para lograr la unidad y la integración de los pueblos de esta zona con el objetivo de enfrentar los retos económicos y sociales", añadió. Manifestó que esta unión e integración debe ser con los pueblos de América Latina, el Caribe y Asia "para crear un frente común que permita sacar a estos pueblos del atraso y que haya desarrollo". El líder sandinista explicó al visitante que Nicaragua, al igual otros países latinoamericanos, fue víctima de las políticas económicas aplicadas durante los últimos 16 años, las cuales provocaron el empobrecimiento de la mayoría de la población. Por eso es que hoy en América Latina y el Caribe se están levantando los pueblos para defender su derecho al trabajo, a la educación, a la salud, afirmó. El canciller laosiano, quien también es viceprimer ministro del gobierno que encabeza el presidente Choummaly Sayasone, transmitió a Ortega una invitación para visitar la nación asiática. Sisoulith firmó este viernes sendos acuerdos a nivel de cancillería y gobierno, con su par nicaragüense, Samuel Santos, dirigidos a fomentar los intercambios en el marco de la cooperación Sur-Sur. Uno de los acuerdos fue firmado entre las cancillerías para intercambio y apoyo mutuo entre los dos ministerios, y el otro entre los dos gobiernos "para trabajar en el concepto sur-sur y formar una comisión bilateral para negociar los convenios que sean necesarios para beneficios de ambos pueblos". En las conversaciones Nicaragua solicitó el respaldo del gobierno laosiano para "ser miembro del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas" y la delegación se comprometió a "trabajar en la asociación que tienen en Asia para apoyarnos colectivamente", indicó Santos.

Descarga la aplicación

en google play en google play