Escúchenos en línea

Ruth Herrera refuta al PNUD

| 5 de Junio de 2007 a las 00:00
La presidenta de la Empresa Nicaragüense de Acueductos y Alcantarillados (Enacal), Ruth Herrera, refutó este martes las cifras ofrecidas por el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) porque la situación es mucho peor de lo que el organismo describe. Como ejemplo, Herrera citó que el informe del PNUD asegura el 79% de la población tiene acceso al agua, cuando en realidad no llega ni al 50%. Herrera concurrió a la presentación del Informe sobre Desarrollo Humano (IDH) 2006, realizado la tarde del martes en el Auditorio del Banco Central. El delegado del PNUD en Nicaragua, Alfredo Missair, admitió como cierta la observación. "Coincido totalmente con Ruth. Efectivamente, a simple vista parecería que en Nicaragua las cifras están un poco infladas", declaró. Pero también buscó la justificación, culpando a los gobiernos anteriores. Según Missair, los especialistas del PNUD, "no podemos inventar cifras sin acordar las cifras del Gobierno que hace los análisis, los estudios estadísticos, los verificamos, y luego se publican las cifras, lamentablemente muchos gobiernos cambian los criterios, entonces, por ejemplo, es muy fácil decir: acceso al agua es tener agua a no más de 100 metros, está lejos de ser perfecto". Herrera cuestionó también otras áreas. "Naciones Unidas tiene un esquema de gestión que está totalmente desfasado, porque pueden tener las mejores metas y las mejores definiciones, pero no hacen cumplir a los gobiernos y a la cooperación, para que los proyectos, los fondos destinados, cumplan con los objetivos finales", señaló. La presidenta de ENACAL recomienda a la ONU utilizar instrumentos más eficaces para medir los índices de acceso al agua potable, alcantarillado y servicios sanitarios, y el grado de ejecución real de los proyectos gobiernos, "pues parece que hay algo en el sistema que no funciona". En este sentido, cuestionó la política de préstamos para mejorar las redes de agua potable que han ejecutado diferentes organismos internacionales y la manera del PNUD de medir el impacto de las supuestas obras. "Puedo decir con total seguridad que la mayor parte del dinero financiado se queda en consultorías y estudios que no benefician ni llevan el agua a la población", aseguró Herrera. Según la presidenta de Enacal, el esquema de financiamiento que aplican organismos como el Banco Mundial, el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), está diseñado para que se lucren las empresas consultoras o ejecutoras de los supuestos proyectos. Al final, dijo Herrera, el dinero y los beneficios no quedan en el país teóricamente beneficiado. Por eso exhortó al PNUD a indagar quién se queda con el dinero de los préstamos y quien inventó ese mecanismo de financiamiento que describió como perverso. En tal sentido, citó el caso de una empresa española que está ejecutando el proyecto de ampliación del servicio de agua potable una zona de Managua, la cual primero se compró 15 camionetas nuevecitas y aún no ha cavado una sola zanja para instalar las tuberías.

Descarga la aplicación

en google play en google play