Escúchenos en línea

Gobierno deber informar en 10 días a Contraloría sobre la plaza

Agencia ACAN–EFE. Desde Managua. | 9 de Junio de 2007 a las 00:00
El gobierno deberá informar en un plazo de diez días a la Contraloría General de la República sobre todo lo relacionado con el desmantelamiento de una fuente luminosa y musical construida en el antiguo centro de Managua. La llamada "fuente danzarina" fue construida por el ex presidente y reo Arnoldo Alemán en 1999 en el área de la Plaza de la Revolución también llamada Plaza de la República, frente al Palacio Nacional de la Cultura, las ruinas de la Catedral de Managua y la Casa Presidencial. La remoción de esta fuente, donde el agua bailaba al son de música nacional, ha sido fuertemente criticada por lo sorpresivo del hecho que se llevó a cabo sin cumplir procedimientos para desmantelar bienes del Estado. La esposa del presidente Daniel Ortega, Rosario Murillo, portavoz del gobierno, en entrevista telefónica a una radio afín a los sandinistas, aceptó que la fuente fue desmantelada por órdenes del mandatario que se encuentra en gira por Irán. Murillo argumentó que Alemán construyó la fuente para tratar de borrar la memoria histórica en relación de la Plaza de la Revolución, donde el 20 de julio de 1979, los guerrilleros sandinistas entraron tras derrocar al presidente Anastasio Somoza Debayle. Según la primera dama, con la destrucción de la "fuente danzarina", se trata de recuperar la Plaza de la Revolución, que había sido convertida por Alemán "en un adefesio" con una pila que no tenía ninguna estética y ninguna relación con la historia del pueblo de Nicaragua. Murillo también informó de que la fuente será reinstalada en el parque donde se halla un monumento al poeta nicaragüense Rubén Darío, conocido como el "Príncipe de las Letras Castellanas". El ex presidente Alemán, el líder liberal disidente Eduardo Montealegre y el ex director del Instituto Nicaragüense de Cultura (INC), Clemente Guido, han calificado como "una barbarie la destrucción de la fuente", donde miles de turistas nacionales y extranjero llegaban para recrearse a ningún costo. A mediados de esta semana, la Contraloría General de la República (Fiscalía de Cuentas) tomó la decisión de solicitar un informe al gobierno sobre la destrucción de la fuente que fue construida a un coste de medio millón de dólares. El director del INC, Luis Morales, tendrá que explicar a la CGR todos los pormenores en relación al desmantelamiento de la fuente, sobre lo cual no se informó a la Asamblea Nacional, a la Alcaldía ni a la Dirección de Bienes del Estado del ministerio de Hacienda y Crédito Público. Según la información que aporte Morales, la Contraloría decidirá si ordena o no una auditoría sobre este polémico asunto, ó si solicitará mas informes a otros funcionarios del gobierno de Ortega.

Descarga la aplicación

en google play en google play