Escúchenos en línea

Manuel Ignacio Lacayo durmió en la cárcel de la Estación Cinco

MIPunto.com. Desde Managua. | 14 de Junio de 2007 a las 00:00
Un prominente millonario nicaragüense fue condenado a dos años de cárcel y una multa de un poco más de 10 dólares por negarse a pagar una cuota de 3,000 dólares mensuales a su única hija menor de edad. El millonario Manuel Ignacio Lacayo, fue arrestado por la policía el jueves luego que la juez Alia Dominga Ampié fallara en su contra tras un juicio por demanda alimenticia para su hija, única heredera, que duró dos años. La Policía Nacional de Managua detuvo este jueves en su residencia al empresario. Efectivos de la policía, que realizaron la captura de Lacayo, dijeron a la prensa que cumplían con una orden de la Jueza. Las autoridades condujeron al empresario a la delegación policial del Distrito Cinco de Managua. Lacayo alegó que podía poner a su disposición de su hija "un Ferrari de diferentes colores para que asista a la escuela", pero no permitirá que su ex esposa que lo demandó, Patricia Castillo, "se quede con la herencia de la niña". Agregó a que ha nombrado albaceas para que administren los bienes de su hija en caso de su muerte. Hace dos semanas acusó a su esposa de ponerlo en peligro de muerte al pedir retención migratoria, impidiéndole con ello realizarse tratamiento médico cardíaco en el extranjero. Agregó que su esposa se ha valido de la influencia del coronel retirado Lenín Cerna, antiguo jefe de la seguridad del Estado de los años 80, quien es casado con una hermana de su esposa. El abogado defensor de Lacayo, Eliézer Cerda, dijo a la prensa que su cliente padece de varias enfermedades crónicas, por lo que solicitará que sea trasladado a un hospital de Managua. Cerda también dijo que inmediatamente presentará una apelación contra el fallo dictado por Ampié, que mañana citará a su despacho a Lacayo para leerle la sentencia. Según Cerda, todo el proceso judicial tramitado por Ampié ha estado viciado y fue "de una sola cara", con la finalidad de perjudicar a su cliente, y señaló que demostrará que Lacayo nunca se negó a pasarle dinero a su hija. Germán Vásquez, el abogado acusador, ha señalado que el empresario ha tenido toda la oportunidad de defenderse y demostrar sus ingresos, porque fue en base a ellos que la jueza le había ordenado la entrega de 3.000 dólares mensuales para la alimentación de la menor. Lacayo ha afirmado que ha entregado 1.000 dólares a su ex esposa Patricia Castillo y que ha cubierto otros gastos. El juicio contra Lacayo cobró relevancia, después que el acusado denunciara supuestas irregularidades en el proceso, en las que presuntamente estaría involucrado el ex director de la extinta Dirección General de Seguridad del Estado Lenín Cerna, cuñado de Castillo. El presidente del Movimiento Renovador Sandinista (MRS), diputado Enrique Sáenz, llevó este jueves el caso de Lacayo a la sesión plenaria de la Asamblea Nacional. Sáenz, tras señalar la falta de independencia del Poder Judicial, dijo que lamentaba que un hecho del ámbito familiar, civil, como es el caso de Lacayo, "de manera repentina se trasladara al sector penal". Saenz dijo que se ordena la captura de un empresario, un inversionista, cuando en el país se habla de la necesidad de establecer un clima de seguridad jurídica que propicie la inversión. "Recordamos que la semana pasada el señor Lacayo denunció ser víctima de una extorsión", señaló el diputado del MRS. Después anotó que una comisión especial del Parlamento creada ayer para investigar la denuncia sobre otra presunta extorsión, "que contaminan los esfuerzos que se hacen por construir un ambiente de estabilidad", tiene nuevos hechos que esclarecer.

Descarga la aplicación

en google play en google play