Escúchenos en línea

Vienen de España a ayudar en sanidad y educación

Agencia EFE. Desde Ciudad Rodrigo, España. | 20 de Junio de 2007 a las 00:00
Varios miembros de la asociación Hijos del Maíz, de la ciudad española de Ciudad Rodrigo, Castilla Léon, viajarán a Nicaragua para seguir con el desarrollo de la comarca de San Blas, donde han construido varias dependencias para mejorar la atención sanitaria y educativa de los 3.500 habitantes de esa zona. El presidente de esta asociación humanitaria, Fernando Sánchez Tendero, párroco de la diócesis de Ciudad Rodrigo, viajará dentro de una semana junto a otras cuatro miembros de Hijos del Maíz a la provincia nicaragüense de Granada con el fin de poner en marcha "un gran centro asistencial". Sánchez Tendero señaló que este centro asistencial es "sobre todo para mujeres y niños" y se construye gracias a "los donativos" de ciudadanos españoles y de las ayudas institucionales. El proyecto de desarrollo de la comarca de San Blas se inició en 2003 tras un viaje de Sánchez Tendero coordinado con la Congregación Teresiana de Ciudad Rodrigo, en el que decidió hacer una campaña de recaudación de fondos en la provincia de Salamanca. El objetivo era hacer posible la construcción de un comedor infantil para doscientos niños que, "en la mayoría de los casos mal comen, y tienen a la larga problemas muy serios relacionados con los parásitos debido a la mala alimentación", dijo el párroco. Tras el logro de este primer objetivo, que recibió el nombre de "Comedor Infantil Virgen de la Peña de Francia", "nos pusimos a trabajar para construir un nuevo edificio que mejorara la asistencia sanitaria y social para todos los habitantes de esta zona tan subdesarrollada y con una carestía de recursos abismal", explicó. Esta infraestructura albergará dos consultorios médicos, un departamento de laboratorio, una sala de atención a la mujer, una farmacia, un aula de preescolar y otra destinada a la informática. La asociación solidaria destacó la importancia del centro de asesoramiento para las mujeres con el fin de que tengan información y tratamientos adecuados durante el embarazo. "Como en todos los países subdesarrollados, la natalidad es muy alta y las enfermedades son muy frecuentes", dijo Sánchez Tendero. El servicio de fármacos también supondrá un gran avance ya que los vecinos tienen que recorrer mucho kilómetros para encontrar una farmacia y con esta infraestructura podrán acceder a los medicamentos como cualquier personas de un país desarrollado. Gracias a este proyecto, "hemos becado -indicó el sacerdote- a 150 niños de la comarca de San Blas para que puedan estudiar gratuitamente, ya que en Nicaragua, debido al transporte, los padres tienen mucha dificultad sufragar los estudios primarios de sus hijos". Esta iniciativa tiene un coste de mantenimiento anual que ronda los 600.000 euros (unos 800.000 dólares). Esta expedición estará en Nicaragua hasta finales de agosto, y entre los objetivos de futuro se encuentra la creación de una granja de porcino, la cual será explotada por los nativos de las aldeas de San Blas, con el objetivo de que sus vecinos consigan fondos propios y el abastecimiento de alimentación para el comedor infantil. También se pretende que el nuevo aula de informática tenga conexión a Internet mediante la comunicación vía satélite.

Descarga la aplicación

en google play en google play