Escúchenos en línea

INSS inicia distribución de bujías ahorradoras de energía

Agencia ACAN–EFE. Desde Managua. | 28 de Junio de 2007 a las 00:00
El gobierno comenzó el jueves a distribuir cerca de dos millones de bombillas, de poca potencia y a bajo coste, para paliar la crisis de energía que enfrenta este país centroamericano, que sufre racionamientos de luz de hasta doce horas diarias por déficit en la generación. Las bombillas, con capacidad de 8 a 15 vatios, son distribuidas por el Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS) a precios de 10 a 15 córdobas (54 a 81 centavos de dólar) a los trabajadores y jubilados afiliados a esa institución de bienestar social. El presidente del INSS, Roberto López, señaló que cada trabajador tiene derecho a comprar hasta un máximo de tres bujías y un jubilado cinco, con sólo presentar el carné de asegurado o su colilla de pago del seguro. Agregó que delegaciones del INSS estarán visitando los centros de trabajo para ofrecer las bombillas a los trabajadores, mientras que los jubilados las podrán adquirir en las diferentes sucursales de esa institución. Estas bombillas, que en un inicio se informó serían distribuidas de forma gratuita, permitirá un ahorro de unos 60 megavatios de energía eléctrica, inferior todavía al déficit energético que alcanza hasta los 100 megavatios, según cálculos oficiales. Las bujías fueron importadas de Cuba y Venezuela, en el marco del proyecto Alternativa Bolivariana para las Américas (ALBA). Nicaragua afronta una crisis energética que perjudica a cerca de 600 mil usuarios, provocada por averías de las empresas térmicas, falta de agua en la empresa hidroeléctrica y falta de recursos en el sector para comprar energía en el mercado centroamericano. Nicaragua consume 480 megavatios hora de energía diario, a pesar que la capacidad instalada es de 660 megavatios y la efectiva de 522 megavatios, genera en la actualidad 430 megavatios por problemas de generación.

Descarga la aplicación

en google play en google play