Escúchenos en línea

Marchan en Masaya contra Fenosa y racionamientos

Agencia ACAN–EFE. Desde Managua. | 15 de Julio de 2007 a las 00:00
Decenas de ciudadanos marcharon el domingo por las calles de Masaya para protestar por los continuos cortes de luz y demandaron la salida del país de la empresa española Unión Fenosa, encargada de distribuir la energía en Nicaragua. La marcha, que recorrió las principales calles del municipio de Masaya, fue encabezada por líderes locales del gobernante Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN). La ex diputada sandinista y secretaria en Masaya de la Federación de Trabajadores de la Salud (Fetsalud), Jacaranda Fernández, aseguró que la marcha pacífica "es por los continuos apagones". Los manifestantes responsabilizan a Unión Fenosa, que presta el servicio de distribución desde hace siete años, de los constantes cortes de energía que afectan a miles de personas hasta por doce horas diarias. También demandaron la retirada de la eléctrica española, con gritos "que se vaya", y el retorno a control estatal de la distribución de energía. La crisis energética que afronta Nicaragua, desde hace casi tres años y perjudica a más de 600,000 usuarios, es provocada por insuficiente generación y por la falta de inversiones de Unión Fenosa. Nicaragua comienza este lunes un nuevo plan de racionamientos de luz para reducir el impacto en la economía. El nuevo plan establece dos bloques de apagones en Managua con un máximo de cinco horas, y otro de siete horas en los 17 departamentos (provincias) de este país centroamericano. Ese plan fue acordado por Unión Fenosa; el Ministerio de Energía y Minas; el Instituto Nicaragüense de Energía (INE, ente regulador); y dos cámaras empresariales. El gobierno y la eléctrica española prevén suscribir un memorando de entendimiento, antes del 31 de julio próximo, para poner fin a la crisis de suministro de energía. La empresa española considera positivo el acuerdo porque demuestra la voluntad del Gobierno nicaragüense y de la compañía de cooperar para lograr una solución. Según Unión Fenosa, Nicaragua sufre cortes en el suministro energético por las deficiencias en la producción de sus centrales. La empresa española ha ofrecido su ayuda para solucionar los problemas del sistema de generación. Fenosa posee dos distribuidoras eléctricas, Disnorte y Dissur. A fines de junio pasado el Gobierno nicaragüense retiró una multa a Unión Fenosa de 2,4 millones de dólares, que había sido impuesta por la Dirección de Defensa del Consumidor a ambas empresas. Por otro lado, el Parlamento aprobó el 28 de junio una ley -que le había sido remitida el lunes anterior, con carácter de urgencia, por el Gobierno- que faculta a Unión Fenosa a generar energía, con fuentes no renovables, hasta un 20 por ciento de la demanda local, de unos 480 megavatios. Además, la ley otorga a la eléctrica española privilegios en la compra de energía a las empresas estatales, a través de créditos blandos.

Descarga la aplicación

en google play en google play