Escúchenos en línea

Minsa elabora propuesta para canjear misiles por equipos

Agencia ACAN-EFE. Desde Managua. | 17 de Agosto de 2007 a las 00:00
La ministra de Salud, Maritza Cuan, informó este viernes que ya elaboró la propuesta a Estados Unidos destinada a obtener un canje de cohetes tierra-aire del tipo Sam-7 por equipos para mejorar los hospitales de este país. En declaraciones a los medios de prensa, la titular de Salud dijo que la carta que contiene la propuesta ya la firmó y que el presidente, Daniel Ortega, la tendrá este sábado en su despacho. Cuan indicó que la iniciativa va dirigida a obtener equipos para mejorar los diagnósticos en los hospitales y centros de salud, así como en las unidades de cuidados intensivos del país. La responsable del sector Salud no adelantó más detalles de la propuesta que tocará analizar al presidente, Ortega para después presentarla al gobierno de Estados Unidos. El presidente Ortega durante la celebración del XXVIII aniversario de la constitución de la Fuerza Aérea de Nicaragua planteó el 31 de julio pasado la posibilidad de destruir 651 misiles de los 1.051 que tiene el ejército en sus arsenales. El mandatario dijo que los otros 400 cohetes son "intocables" para la defensa de la soberanía nacional y el combate contra el narcotráfico y protección de los recursos naturales del país. "Si los Estados Unidos no quieren dar helicópteros (a cambio de los misiles) que den instrumentos quirúrgicos para mejorar los hospitales, aparatos para hacer diálisis y para atender el cáncer", dijo el mandatario. El gobierno norteamericano ha dicho que aún no ha recibido una propuesta oficial sobre el asunto de los misiles, pero que cuando Washington la reciba está dispuesto a dialogar sobre este tema y otros asuntos. El gobierno de Estados Unidos ha expresado su temor de que los cohetes Sam-7, capaces de derribar aviones comerciales, caigan en manos de terroristas. El ex presidente de Nicaragua Enrique Bolaños ordenó durante su gobierno la destrucción de 1,000 misiles Sam-7, de fabricación soviética, de los 2.100 que tenía en sus almacenes el Ejército, como remanente del conflicto armado que vivió Nicaragua en los años 80. Bolaños prometió a EE.UU. destruir el total de los artefactos en el año 2005, pero esto no lo pudo cumplir porque la oposición se lo impidió. Una reforma a la Ley de Armas aprobada por el Parlamento el año pasado obliga al Ejecutivo a contar con el visto bueno del legislativo para disponer de ese armamento anti-aéreo.

Descarga la aplicación

en google play en google play