Escúchenos en línea

Cubano Gourriel sorprendido y orgulloso de dirigir al Boer

Agencia PL. Desde Managua. | 6 de Septiembre de 2007 a las 00:00
El otrora superestrella del béisbol cubano, Lourdes Gourriel, se mostró este jueves "sorprendido" pero "orgulloso" de su designación al frente del equipo Indios del Boer, actual campeón de la Liga Profesional de Béisbol de Nicaragua, con el que dijo espera sentirse "como en familia". "Me siento orgulloso y a la vez sorprendido por recibir tan alto reconocimiento, es un honor para el béisbol cubano", declaró Gourriel, en declaraciones a Radio Habana Cuba desde su natal provincia de Sancti Spíritus. "Espero sentirme con el Boer como en familia, pues Cuba y Nicaragua juegan muy parecido al béisbol", añadió el campeón olímpico de Barcelona-1992 y varias veces titular mundial. El ex jardinero de 50 años, que dirigirá por primera vez a un club extranjero, acaba de guiar a un equipo cubano al título invicto en la Semana del Béisbol italiano, lo que significó su segunda corona como mentor, tras la alcanzada en el Mundial Universitario de Messina, Italia, en 2002. Gourriel dejó claro que su filosofía en el Bóer será siempre "ganar", aunque aclaró que para "trazar una estrategia tendrá que ver primero las características de los jugadores y del béisbol nica". Por ello pedirá a Jorge Fuentes (campeón con el Chinandega en 2005) sus experiencias. Al confirmar la llegada del ex astro del béisbol cubano al Bóer, la prensa nicaragüense resaltó que Gourriel "siempre resolvía las dificultades de las escuadras de su país sin importar el oponente". En 20 temporadas militando en los equipos de Las Villas ganó varios títulos y promedió para 323, con 247 jonrones y 1077 impulsadas. Los cubanos lo recuerdan por sus batazos a la hora cero, entre ellos el jonrón que le disparó al estadounidense Jim Abbott en la final del Campeonato Mundial de Italia-1988, por el que lo apodan "El Héroe de Parma". Como mánager Gourriel ha tenido más éxito fuera que dentro del país, pues en seis campeonatos locales (de 2002 a 2007) sólo logró un subtítulo el primer año al mando de la novena de Sanctí Spíritus, en la que militan sus hijos Yunieski y Yulieski, el último uno de los mayores talentos del béisbol cubano.

Descarga la aplicación

en google play en google play