Escúchenos en línea

Condenado a 33 años por homicidio de nicaragüense

Diario Prensa Libre, de Costa Rica. | 15 de Septiembre de 2007 a las 00:00
Un costarricense de apellidos Arguedas Calderón pasará los próximos 33 años de su vida encerrado en una celda luego de ser encontrado culpable de un homicidio. El Tribunal de Juicio de Alajuela determinó que el ahora sentenciado fue quien agredió con un arma blanca a José Ariel Silva Urbina, de nacionalidad nicaragüense, hasta causarle la muerte. También era acusado por dos tentativas de homicidio en perjuicio de un joven oriundo de Nicaragua identificado como Francisco Angulo García, de 23 años. Los hechos se registraron la madrugada del 4 de diciembre de 2005, en las afueras del bar Espejos en La Guácima de Alajuela. Tanto la víctima con el herido estaban en compañía de otro joven de nombre José Antonio Martínez, de 26 años, dentro del bar y luego de tomar algunas cervezas decidieron retornar a sus casas a eso de la una de la madrugada. Cuando llevaban unos cuantos metros el grupo de nicaragüenses se encontró con una turba de personas que empezaron a insultarlos y a tratarlos mal por el hecho se ser extranjeros. Al parecer, Silva Urbina respondió a las ofensas y salieron corriendo para protegerse de los agresores. Sin embargo, a los 50 metros fueron alcanzados por Arguedas y otros sujetos quienes se lanzaron contra ellos para agredirlos. Los jueces determinaron que fue Arguedas quien atacó a puñaladas a los tres nicaragüenses dejándolos gravemente heridos en el lugar. La Cruz Roja trasladó en esa ocasión a Martínez y a Angulo al Hospital México pues el primero de ellos, presentaba las vísceras expuestas mientras que, el segundo una herida profunda cerca del corazón. En cuanto a José Silva, de 20 años, este fue encontrado sin vida frente al local Muflas La Guácima y con varias heridas de arma blanca en todo su cuerpo. El debate dio inicio el pasado martes 11 de setiembre y luego de escucharse el testimonio de 13 testigos el Tribunal resolvió condenar al imputado a 33 años de cárcel. La víctima vivía desde hacía varios años en el sector de La Guácima y trabajaba en una empresa empacadora de pepinos.

Descarga la aplicación

en google play en google play