Escúchenos en línea

Magistrada pide a jueces que denuncien presiones de sus superiores

| 3 de Agosto de 2006 a las 00:00
La magistrada de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), Ligia Molina exhortó a los demás jueces del país a que denuncien a sus superiores que "recomienden" o "sugieran" qué fallo deben emitir e instó a los jueces a actuar apegados a la Constitución y demás leyes de la República, sin restricciones ni influencias internas ni externas. Molina, coordinadora de una comisión técnica para la elaboración del Código de Ética del Poder Judicial, hizo la petición al término de un taller sobre ese tema celebrado en la ciudad de Granada, 50 kilómetros al oriente de Managua, informó este miércoles la institución en un comunicado. La magistrada anotó que el proyecto de Código de Ética que se discute establece como deber de los funcionarios judiciales "denunciar ante el Consejo Nacional de Administración y Carrera Judicial toda influencia, amenaza, presión o intromisión indebida". Si no lo hace, falta a la ética", agregó Molina. El sistema de justicia en el país es controlado por magistrados liberales y sandinistas, quien, según sus críticos, orientan a sus subalternos sobre cómo emitir el fallo de acuerdo a sus intereses. Los jueces "deben rechazar con firmeza cualquier tipo de influencia o presión jerárquica, política, social, económica, de amistad o parentesco y cualquier tipo de recomendación que insinúe, sugiera o implique desviarse del correcto cumplimiento de sus responsabilidades", reafirmó Molina, afín a los sandinistas. Agregó que si un juez afirma haber sido llamado por un magistrado para que haga o deje de hacer algo y, en vez de interponer la queja ante el Consejo Nacional de Administración y Carrera Judicial, lo comenta con la población, ese juez "está siendo anti-ético".

Descarga la aplicación

en google play en google play