Escúchenos en línea

Organismos sociales protestan contra el gobierno de Ortega

| 13 de Diciembre de 2007 a las 00:00
Casi un millar de nicaragüenses de distintas organizaciones sociales marcharon este jueves contra el gobierno del presidente Daniel Ortega y advirtieron que continuarán en las calles para enfrentar lo que llamaron "una dictadura", constató la agencia AFP. "No a la dictadura", "No al pago de impuestos, agua y luz para no seguir alimentando a la dictadura", eran algunos de los mensajes que portaban en pancartas los manifestantes. Manifestantes que dijeron pertenecer al Movimiento Social Otro Mundo es Posible dijeron que protestaban por el derecho ciudadano a tener acceso a la energía eléctrica sin más incrementos de tarifa, "como el que ya autorizó el presidente (Ortega) y que va a ser implementado en enero (de 2008), y en rechazo a la solicitud del incremento de tarifa del agua", como ha solicitado la empresa estatal. Agregaron que también rechazaban la firma de los acuerdos del Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos (conocido como RD-CAFTA por sus siglas en inglés), "en tanto que vienen a seguir violando los derechos humanos de los nicaragüenses, y son una estrategia de dominación de las empresas transnacionales". Los manifestantes, de distintas corrientes, coincidían en exigir a Ortega que cumpla con su promesa electoral de cancelar la concesión de la distribución de la energía eléctrica al consorcio español Unión FENOSA, que cese "la persecución a las mujeres, expresadas en una denuncia en contra de líderes de la Red de Mujeres Contra la Violencia, con cargos penales. Asimismo coincidían en protestar por las alzas que registran los productos de la canasta básica y que se restablezca el aborto terapéutico, actualmente penalizado con tres años de presidio, después de más de 150 años de estar vigente, considerado como un "feminicidio" por dirigentes organismos que se definieron como "de izquierda",. Éstas dirigentes demandaron además el derecho a organizarse en todo tipo de movimiento, como lo establece la Constitución, incluso en los Consejos del Poder Ciudadano (CPC), organismo al que se oponen los partidos políticos de derecha. La marcha fue convocada por la Coordinadora Civil que agrupa a organizaciones sociales que se denominan de izquierda, aunque tienen una posición crítica hacia el gobierno del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN). Los organizadores de la marcha se quejaron de que Ortega no quiso atender a una representación que quería entregarle un documento con una serie de reclamos. "El presidente no quiere escuchar que no queremos alzas en el agua, la energía, ni que nos impongan lineamientos partidarios para organizarnos", dijo el dirigente de la Coordinadora Civil, Irvin Dávila. La negativa de Ortega a recibir a los manifestantes es "una actitud poco consecuente de no querer escuchar a la ciudadanía y eso nos indica que hay que continuar en las calles", dijo Dávila, un disidente del FSLN. Los manifestantes se declararon agredidos y amenazados por el gobierno que no los reconoce como interlocutores de la sociedad civil y que los acusa de ser financiados por Estados Unidos para oponerse a su administración. Entre los manifestantes se contaban ex trabajadores de las bananeras afectados por el pesticida nemagón, que acampan en un predio baldío en el centro de Managua y piden el apoyo del gobierno en su lucha para que las transnacionales fruteras les indemnicen.

Descarga la aplicación

en google play en google play