Escúchenos en línea

Apetito de poder de Ortega alborota al país, dice Sergio Ramírez

Agencia AFP. Desde Managua. | 14 de Diciembre de 2007 a las 00:00
El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, y su esposa Rosario Murillo se adueñan del poder en el país y todo lo que se les opone es "combatido" y "neutralizado", lo que causa un lío político entre Poderes de Estado, dijo este viernes el ex vicepresidente y escritor Sergio Ramírez. La prioridad de la pareja Ortega-Murillo "es un proyecto de concentración de poder" que les sirva a sus propósitos de perpetuarse, y para eso "no van a permitir que nada lo entorpezca", dijo Ramírez, autor de "Margarita, está linda la mar", entre otras conocidas novelas, a la AFP. La punta de lanza del proyecto son los controversiales Consejos de Poder Ciudadano (CPC) que no es otra cosa que el traslado a manos de Murillo de las estructuras departamentales del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), afirmó. Ortega instaló los CPC mediante un decreto presidencial, ignorando una ley del Parlamento que los prohibía. Pero luego fueron legalizados por el poder judicial, abriendo una crisis institucional. Los CPC no son como dice el gobierno para dar participación de la gestión pública a la población, sino "una correa de transmisión de poder" en la que las estructuras partidarias pasen a ser controladas por Murillo, sin "intermediarios poderosos" como los dirigentes departamentales del FSLN, comentó Ramírez. Para imponer su proyecto, la pareja presidencial ejerce toda su influencia sobre instituciones del Estado como la Corte Suprema de Justicia (CSJ), el Parlamento y la Contraloría, bajo la premisa de "premio o castigo" a quienes colaboren o se opongan, opinó. Ramírez estimó que esa sería la situación del ex presidente Arnoldo Alemán (1997-2002), a quien el Poder Judicial le ratificó una sentencia a 20 años de cárcel y le revocó el régimen de convivencia familiar que le daba libre movilidad. Alemán, que como líder del Partido Liberal Constitucionalista (PLC-derecha) tenía un acuerdo político con Ortega, no pudo garantizarle los votos en el Parlamento y en la CSJ para legalizar los CPC, comentó Ramírez. Pese a que Ortega tiene una bancada minoritaria en el Parlamento, a lo largo de este año ha logrado "con cierta habilidad" o valiéndose de instrumentos de poder imponerse sobre los demás con la lógica de "sino te apartás te aplasto", añadió.

Descarga la aplicación

en google play en google play