Escúchenos en línea

Revocan a estadounidense condena a 30 años por asesinato

| 17 de Diciembre de 2007 a las 00:00
El Tribunal de Apelaciones de Granada revocó este lunes la condena a la pena máxima de 30 años de presidio, al estadounidense Erick Stanley Volz, quien había sido sentenciado por un juzgado de primera instancia, en febrero pasado. En noviembre de 2006, Volz y el nicaragüense Julio Martín Chamorro, violaron y posteriormente ahorcaron a la joven Doris Ivana Alvarado, de 28 años, en su vivienda y establecimiento comercial en el balneario de San Juan del Sur, departamento de Rivas, al sur del país. Por esos delitos, la juez de Distrito Penal de Juicio de Rivas, sur del país, Ivette Toruño, encontró a Volz y a Chamorro culpables de violación y asesinato, en medio de un proceso que conmocionó a la población de ese municipio. El Tribunal de Apelaciones de Granada ordenó la libertad de Volz, pero confirmó la sentencia para el nicaragüense Chamorro. La defensa del estadounidense recurrió de apelación del caso ante el tribunal de alzada de Granada y dos magistrados liberales, Francisco Roberto Rodríguez y Alejandro Estrada decidieron revocar la sentencia contra Volz, y ratificaron la condena al nicaragüense Chamorro. El tercer magistrado, Norman Miranda, de filiación sandinista, emitió un voto disidente. Miranda, quien es presidente del Tribunal de Apelaciones de Granada, insiste en un nuevo juicio para Voltz y Chamorro, según su roto razonado. La revocación de la sentencia suspende las medidas cautelares impuestas a Volz durante el proceso: hipoteca de un bien inmueble, fianza de 10.000 dólares, entrega del pasaporte, entre otros. Tanto el estadounidense como el nicaragüense se encontraban en una prisión la Granja de Granada, 45 kilómetros al sureste de Managua, para pagar la pena de 30 años de cárcel, el máximo castigo que establecen las leyes de Nicaragua. La defensa de Volz espera que este lunes dejen libre al estadounidense, mientras que los abogados de la víctima anunciaron que introducirán un recurso de casación ante la Corte Suprema de Justicia, que es el máximo órgano judicial de Nicaragua.

La Fiscalía va de casación

El Fiscal General, Julio Centeno, afirmó que le causa “extrañeza” la resolución de los magistrados del Tribunal de Apelaciones de Granada, y anunció que giró instrucciones para que el caso pase a juicio de casación ante la Corte Suprema de Justicia. Centeno dijo que la sentencia de dichos jueces no “tiene fundamento jurídico” y “es inconsistente”, por lo que instruyó a los fiscales específicos que recurran ante el tribunal superior, ante un caso que “impactó la conciencia de todo el pueblo, no sólo de San Juan del Sur, si no del departamento de Rivas”. Agregó que “es un reto para la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia que se restablezca la justicia en su caso”, y no deje impune al estadounidense en un caso en que la Fiscalía “demostró” plenamente la culpabilidad de los dos acusados. Centeno no confirmó si sus fiscales ya habían sometido el recurso ante la Sala de lo Penal del máximo tribunal, para impedir que Voltz salga del país, aunque lo imagina. El Fiscal General recordó que desde la comisión del crimen y la imputación de cargos a Voltz, la familia del estadounidense contrató a distintos medios de comunicación y personalidades locales, hacedores de opinión pública, “para que se interesaran en su caso o su persona”. “Sin embargo, quiero confirmar con toda entereza que éste es un echo criminal plenamente comprobado, tan es así que el tribunal de primera instancia no dudó en condenar (a Voltz y Chamorro) por el delito de asesinato atroz en una joven mujer en la plenitud de su vida y sus mejores años”, acotó.

Descarga la aplicación

en google play en google play