Escúchenos en línea

Nicas enjuiciados y condenados en Costa Rica

Diario Extra, de San José, Costa Rica. | 20 de Agosto de 2006 a las 00:00
Por matar de un golpe a puño cerrado a su hijo de un mes de nacido, a un nicaragüense lo condenaron a tres años de prisión pero lo dejaron libre bajo la condición de que en los próximos cinco años se porte bien y no se meta en ningún problema. Paradójicamente, en el mismo tribunal de juicio a unos cuatreros también nicaragüenses, que mataron tres vacas robadas, los condenaron a cinco años de prisión sin derecho a nada. Las dos sentencias fueron dictadas en el Tribunal de Juicio de San Carlos, con sede en Ciudad Quesada, según el informe semanal emitido por la Oficina de Prensa del Poder Judicial. En el primer caso, al nicaragüense de apellidos Carmona Umaña se le responsabilizó del delito de homicidio especialmente atenuado en perjuicio de su hijo de un mes de nacido, hecho ocurrido en un caserío de San Luis de Dos Ríos, Upala. Carmona le dijo a la policía que el niño se le resbaló y pegó contra una piedra, pero la madre del pequeño dijo todo lo contrario, que su marido estaba agrediéndola mientras tenía al pequeño en sus brazos y que uno de los golpes fue contra el bebé, lesionándole la cabeza y muriendo minutos después. Los "robavacas" son de apellido Hurtado, dos hermanos Rodríguez y otro nicaragüense de apellido Ruiz, reconocidos por andar vendiendo carne ajena en los comercios de la Zona Norte. Se metieron a una finca en Florencia de San Carlos, donde se demostró que robaron y destazaron tres novillas valoradas en ¢1,5 millones. Hubo persecución policial de la Fuerza Pública y fueron capturados en un pueblo llamado Cuestillas, donde se hallaron ocho sacos con carne, armas de fuego, cuchillos, sogas, focos y otros implementos para el abigeato.

Descarga la aplicación

en google play en google play