Escúchenos en línea

Un domingo en «La Chureca»

| 13 de Octubre de 2006 a las 00:00
Quizás no sea la actividad mas atractiva o turística para hacer un domingo, pero como los compromisos son deuda, organizamos una jornada de atención veterinaria gratuita en "La Chureca", en combinación con estudiantes de medicina humana de la UNAN Managua.

Por Dr. Enrique Rimbaud, Decano de la Facultad de Ciencias Agrarias de la Universidad de Ciencias Comerciales (UCC).

"La Chureca" es el basurero municipal de la capital, y en él, mas de ciento cincuenta familias viven en condiciones verdaderamente infrahumanas. La atención veterinaria en "La Chureca" estaba fuera de nuestro programa, es una idea de nuestros estudiantes, que más allá de ser estudiantes de una universidad privada, tienen bien arraigados los principios éticos y morales, mostrándose solidarios todo el tiempo con aquellos que más necesitan. Llegados al basurero, un camino nos va introduciendo hacia el corazón mismo de la miseria, y por el vamos, flanqueados por verdaderas montañas de basura... a lo lejos, grandes hogueras van consumiendo como pueden las montañas, y un cuadro dantesco y bizarro se va conformando: el aire surcado por zopilotes, niños desnudos tirándoles con las huleras, moscas que parece portaran el fétido olor reinante, huelepegas, camiones circulando tirando deshechos, gente golpeada por la vida y el tiempo… Detrás de una de las montañas, se levanta la villa miseria, la parte habitada del infierno mismo. Atendimos vacas, caballos, cerdos, y sobre todo, perros, es increíble la cantidad de perros chapiollos que la gente tiene… Vacunamos contra la rabia, desparasitamos, vitaminamos, atendimos algunos casos clínicos, y la gente realmente estaba muy contenta, colaborando en todo momento con nosotros, ordenando las filas, trayendo sus animales a consulta… Duele ver la miseria, duele ver hasta donde puede llegar la necesidad y las carencias, duele mas ver que es una realidad que nadie quiere saber o conocer, ni el gobierno tomar medidas. Les dejamos nuestros datos, y la promesa de que no los dejaríamos solos, que contaran con la UCC para ir llevando la sanidad de sus animales, no es mucho, ¡pero es un comienzo!

Descarga la aplicación

en google play en google play