Escúchenos en línea

Edén Pastora, el «candidato cero»

Agencia PL. Desde Managua. | 3 de Noviembre de 2006 a las 00:00
Conocido como "comandante Cero", sobrenombre que obtuvo durante la lucha insurreccional contra la tiranía somocista, Edén Pastora suma a sus innumerables bandazos políticos el de aspirar a la presidencia de Nicaragua por una alianza de partidos evangélicos.

Por Por Néstor Marín, corresponsal en Managua de la Agencia Prensa Latina, de Cuba.

Hijo de un hogar conservador, y graduado de bachiller en un colegio jesuita, Pastora, de 70 años de edad, ha paseado por casi todo el espectro político nicaragüense en las últimas tres décadas. Como combatiente del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) en los años 70, el comandante derrochó valor en la toma del Palacio Nacional de Managua el 22 de agosto de 1978, y esa acción fue su carta de presentación al mundo. Una foto de la época lo muestra vestido de verde oliva, con un fusil en una mano y el pecho lleno de granadas, cuando ascendía la escalerilla del avión que lo sacaría de Nicaragua tras lograr la liberación de los presos políticos a cambio de los rehenes del Palacio. Menos de un año después de esa acción, cuando triunfa la Revolución Sandinista, Pastora es designado viceministro del Interior y luego jefe de las Milicias Populares Sandinistas. En julio de 1981 renuncia a sus cargos en el gobierno y marcha al exilio en Panamá y Costa Rica, país desde donde poco después anunció la creación de un frente de lucha contra sus antiguos compañeros de armas. Con un millar de seguidores, funda el Frente Revolucionario Sandino, que luego renombró Alianza Revolucionaria Democrática, la que al igual que el resto de las bandas contrarrevolucionarias tuvo el apoyo logístico y financiero de Estados Unidos. Tras librar una que otra escaramuza armada contra el Ejército Popular Sandinista, y salir ileso de un atentado del que luego responsabilizó a la CIA, el guerrillero acepta el desarme emanado de las negociaciones de paz, y regresa a Nicaragua en 1989. En las elecciones de 1990 ganadas por Violeta Barrios de Chamorro como candidata de la Unión Nacional Opositora, Pastora apuesta por el Partido Socialcristiano liderado por Erik Ramírez y pierde. Para los comicios de 1996 funda el Partido de Acción Democrática, pero el Consejo Supremo Electoral inhibe su candidatura presidencial por ostentar la ciudadanía costarricense. En 2004 se presenta como aspirante a alcalde de Managua por el Partido Liberal Independiente y la Alianza Democrática Nicaragüense, pero cae nuevamente derrotado. Para los comicios del 5 de noviembre próximo aceptó representar a la Alternativa para el Cambio, una alianza de partidos cristianos de escasa militancia y menor arraigo popular, como lo demuestran las encuestas de intención de votos. Fiel a su ambivalencia política, y con menos de uno por ciento de apoyo en los sondeos, Pastora, sin embargo, ya anunció que en caso de una segunda vuelta entre dos candidatos, escuchará las propuestas de ambos y se irá con el mejor postor.

Descarga la aplicación

en google play en google play