Escúchenos en línea

China pide cooperación tras conflicto visados en Nicaragua

Agencia EFE. Desde Beijing, China. | 20 de Noviembre de 2006 a las 00:00
El gobierno chino reconoció este lunes que necesita una mayor "cooperación internacional" en la lucha contra la emigración ilegal después de que la semana pasada Nicaragua suspendiera los visados de entrada a ciudadanos chinos. "China considera que el motivo que causa la inmigración ilegal es complicado, y necesita de la cooperación internacional para la lucha" contra este problema, señaló el portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores chino en un comunicado enviado este lunes a Efe. El gobierno nicaragüense suspendió el jueves pasado los visados de ingresos en el país mientras concluye una investigación sobre un caso de presunto tráfico de visados, después de un supuesto robo de documentos en la embajada nicaragüense en Costa Rica relacionado con la entrada de diez ciudadanos chinos en Nicaragua. Estos ciudadanos de nacionalidad china procedían de Costa Rica y Perú, según informó el canciller nicaragüense Norman Caldera, quien señaló que estas personas falsificaron sellos y firmas para obtener el visado de forma ilegal, según la investigación en la que también participan la Interpol y la Fuerza de Seguridad de Costa Rica. Preguntado sobre esta investigación particular, el portavoz de Exteriores señaló que "el Gobierno siempre se opone firmemente a las actividades criminales de inmigración ilegal en todas sus formas". Añadió que "ha tomado una serie de medidas fuertes para atacar la inmigración ilegal, y todo el mundo ha podido comprobar sus éxitos", afirmó el ministerio chino de Exteriores, que no especificó dichas medidas. El ministerio chino explicó que Pekín "mantiene una actitud activa en la cooperación con otros países", y que "cuando se verifica que se trata de ciudadanos chinos que han salido del continente, el Gobierno chino acepta la repatriación". Se da la circunstancia de que Nicaragua es uno de los 24 países en el mundo que reconocen la soberanía de la isla Taiwán (escindida de China unilateralmente en 1949), pero no de China. Según los últimos datos del Ministerio de Seguridad Pública, unos 26.000 chinos que entraron ilegalmente en otros países fueron repatriados en 2003. Los chinos representan el principal influjo de inmigración legal en países como Canadá, Dinamarca, Corea del Sur y Japón, según datos de la Organización Mundial de la Inmigración (OIM).

Descarga la aplicación

en google play en google play