Escúchenos en línea

Tres mujeres electas en directiva del CEPAD

Trinidad Vásquez, Agencia ACI. | 29 de Noviembre de 2006 a las 00:00
La pastora de la Iglesia del Nazareno Lilliam Reina fue reelecta presidenta para un nuevo periodo, como vicepresidente salió electo el pastor Bautista Fabio Flores y en la secretaria Sandra Velásquez, pastora de la Iglesia Esposa del Cordero. Como fiscal fue electo el pastor Bautista Roberto Baltodano y como vocales los pastores Fredy Solórzano de la Iglesia Apostólica y Tania Anderson, líder de la pastoral de la Iglesia Morava. Reyna, dijo que pedía la iluminación de Dios para que la institución siga fortalecida en su misión de la proclamación del Evangelio y servicio de desarrollo social en 33 comunidades del país. El pastor Fabio Flores, líder de la iglesia Bautista Internacional, declaró que el gran desafío es consolidar el trabajo institucional y la misma asamblea, a la que caracteriza su independencia y voz profética frente a la injusticia. Durante el plenario de la asamblea se informó sobre la iniciativa de conformar una confederación de iglesias evangélicas formadas por el CEPAD, el Consejo Intereclesial de Estudios Teológicos Sociales (CIEETS), la Universidad Evangélica Nicaragüense (UENIC), el Consejo Nacional de Pastores Evangélicos de Nicaragua (CNPEN), la Alianza Evangélica Nicaragüense y el Concilio de Iglesias Evangélicas. El pastor Fabio Flores expresó que es muy difícil llegar a un consenso porque dos organizaciones están vinculadas al gobierno, al recibir una partida económica que las hace perder su voz profética. Se pronunció por fortalecer al CEPAD, que lleva 35 años manteniendo su independencia frente a los diversos gobiernos pasados y presente. El pastor Anastasio Esquivel informó que los evangélicos representan un 30% de la población total, que es de 5.5 millones de habitantes, y aseguró que es hora que la voz de los evangélicos se haga sentir, afianzando la unidad del CEPAD que ha sido la raíz del nacimiento de otras instituciones como el Cieets, el CNPEN y la Alianza Evangélica. El doctor Gustavo Parajón, uno de los 8 pastores fundadores del CEPAD, comentó que desafortunadamente hay en Nicaragua un grupo evangélico que recibe dinero del gobierno vía presupuesto, lo que les impide ejercer su ministerio profético. El argumento de este grupo evangélicos es que si al cardenal Obando y Bravo recibe fondos del gobierno porque no lo harían las iglesias evangélicas, olvidándose de la mística de servicio que proclamó Jesucristo sin esperar nada a cambio.

Descarga la aplicación

en google play en google play