Escúchenos en línea

Extranjeros financiaron campaña de Chinchilla con USD 10 millones

San José. La Nación. | 6 de Julio de 2011 a las 00:00
Al menos 27 sociedades pertenecientes a extranjeros aportaron dinero para financiar la campaña del Partido Liberación Nacional (PLN), en las votaciones de febrero del 2010, mediante la compra de bonos de deuda política. Dichas empresas invirtieron poco más de ¢200 millones, según pudo corroborar este medio en registros del Tribunal Supremo de Elecciones (TSE) y en certificaciones del Registro Nacional. En la mayoría de casos, la totalidad de las acciones de estas sociedades pertenece a extranjeros y, en otros, la propiedad es compartida con costarricenses. Así lo confirman certificaciones emitidas por el Registro Público, por solicitud de La Nación. El PLN gastó poco más de ¢7.500 millones en su campaña. Si bien la legislación electoral impide que extranjeros donen directamente dinero a la política nacional, no está prohibido que sociedades de foráneos compren bonos de deuda política. Sin embargo, el TSE aboga por eliminar el sistema de bonos por considerar que, en este, es muy difícil de controlar de dónde provienen los recursos, explicó Héctor Fernández, director de Registro Electoral. Los mayores. Del total de bonos adquiridos, ¢57 millones provienen de tres sociedades representadas por el empresario salvadoreño José Ricardo Poma, presidente del Grupo Roble. Las firmas Centro Comercial Multiplaza, Hotel Camino Real y Centro Comercial Curridabat compraron esa cantidad de dinero para financiar a la entonces candidata y hoy presidenta, Laura Chinchilla. El PLN recibió otros ¢28 millones de la empresa Hutchings Automotive, una multinacional estadounidense instalada en Cartago que fabrica partes para autos. Esta firma exporta sus productos a compañías como General Motors, en Estados Unidos. La atunera española Calvo Distribuidora Alimentaria también aportó ¢22 millones, mientras que la sociedad CW Playco compró ¢15 millones en bonos. Esa última firma está representada por el empresario Patrick Vincent Hundley, quien se dedica al desarrollo de condominios en las playas del Pacífico central. La constructora de carreteras FCC, de origen español, invirtió otros ¢11 millones, mientras que la firma Comercializadora de Cemento y Asfalto (Comcoas) desembolsó ¢9 millones. Comcoas es la compañía que construyó una planta en San Rafael de Alajuela para comercializar cemento de la marca David. El 50% del capital de esa empresa es costarricense, el 25% es europeo y el 25%, brasileño. Marco Méndez, gerente general de la firma, recordó que el PLN lo invitó a un encuentro para empresarios de la zona de Alajuela en tiempos de campaña. “Allí se hizo una presentación del plan de gobierno de dicho partido, con énfasis en las políticas relacionadas con el sector productivo, y se planteó el tema de la venta de bonos”, comentó. Fue así como el comité director de la compañía aprobó la participación “como una medida de apoyo a nuestros procesos democráticos al amparo de las leyes”. El PLN además recibió ¢2 millones de BT Latam, que compite en servicios de Internet con la apertura en telecomunicaciones. Permitidos, pero... Los bonos son considerados una inversión porque el comprador gana intereses por ellos, siempre y cuando el partido obtenga votos suficientes para cubrirlos. Jorge Wálter Bolaños, tesorero de la campaña del PLN, comentó que en el caso de su partido primero se cercioraron con el TSE de que la compra de bonos era permitida sin importar la nacionalidad de los socios de una empresa. Aun así, continuó, no permitieron una venta libre de bonos y dictaron ciertas reglas. “Todo comienza por saber que es dinero bien habido”, comentó Bolaños. Aseguró que no aceptaron bonos de casinos, mineras o empresas que concursasen por contratos de telecomunicaciones. También compraron bonos sociedades del guatemalteco Ricardo Campollo Codina, quien tiene acciones en la Central Azucarera del Tempisque (Catsa). Otras dos firmas que aportaron fueron Centrocel y Parque Industrial del Oeste, con ¢1 millón cada una. Samuel Rabinovich, representante de ambas, dijo que la motivación fue “ayudar al candidato que pareciera el mejor”. Este medio procuró durante una semana obtener la reacción de todas las sociedades, más no todas respondieron.

Descarga la aplicación

en google play en google play